“No voy a saltar”: un hombre muere ahogado en EE.UU. ante la falta de asistencia de la policía

Tres policías de Arizona fueron suspendidos después de no rescatar a un hombre sin hogar que se estaba ahogando.

Publicado el
Imágenes de las cámaras policiales muestran a los agentes hablando con Sean Bickings antes de que saltara al Lago de la ciudad de Tempe.

CIUDAD DE TEMPE
Imágenes de las cámaras policiales muestran a los agentes hablando con Sean Bickings antes de que saltara al Lago de la ciudad de Tempe. CIUDAD DE TEMPE

Nuevas imágenes de las cámaras corporales que portaban los agentes, así como sus transcripciones, muestran al hombre, Sean Bickings, de 34 años, saltando al lago Tempe el mes pasado, y diciendo a la policía que se iba a ahogar.

Bickings desapareció rápidamente bajo el agua y fue declarado muerto más tarde.

Las autoridades de la ciudad describieron a Bickings como “un miembro sin hogar de la comunidad”, y calificaron su muerte de “tragedia”.

El incidente tuvo lugar después de las 5 de la mañana (12:00 GMT) del pasado 28 de mayo, cuando los agentes respondieron a una llamada sobre una supuesta pelea entre el hombre y su pareja en el centro de la ciudad de Tempe, a las afueras de Phoenix.

Se subió a la barandilla y saltó al agua

Según el comunicado del ayuntamiento, la pareja “cooperó plenamente y negó que se hubiera producido ninguna discusión física”. Sin embargo, las imágenes policiales mostraron que, mientras los agentes revisaban los nombres de la pareja en busca de posibles órdenes de arresto pendientes, Bickings se subió a la barandilla del paseo fluvial y saltó al agua.

El hombre dijo a los agentes que iba a “darse un baño” y empezó a nadar hacia un puente, a pesar de que los policías le informaron de que no estaba permitido nadar en el lago.

El video de 12 minutos de la cámara corporal del agente termina en este momento, con un mensaje al final que dice que las imágenes se han recortado “debido a la naturaleza sensible del resto de la grabación”.

Las autoridades han proporcionado en cambio una transcripción del resto de la conversación, en la que Bickings dice en repetidas ocasiones que está a punto de ahogarse y que necesita que lo rescaten. La transcripción también muestra que los oficiales trataron de calmar a la acompañante de Bickings, que cada vez estaba más angustiada, diciéndole que conseguirían un bote. En un momento, ella grita: “Se está ahogando delante de ti y no le vas a ayudar“.

Los nombres de los tres oficiales involucrados no han sido difundidos. Por el momento han sido puestos en “baja administrativa no disciplinaria” mientras su respuesta es examinada por el Departamento de Seguridad Pública de Arizona y el departamento de policía de la vecina Scottsdale.