Un policía de EE.UU. es acusado de matar de un tiro en la espalda a un niño de 12 años desarmado

Un expolicía de Filadelfia ha sido acusado de asesinato por disparar y matar a un niño de 12 años por la espalda durante una caótica persecución a principios de marzo.

Publicado el

Las autoridades dijeron que Edsaul Mendoza, de 26 años, le disparó a Thomas “TJ” Siderio a pesar de saber que estaba desarmado.

Mendoza fue arrestado el domingo.

Según una presentación de los hechos publicada por el fiscal de distrito de Filadelfia, Mendoza formaba parte de un grupo de cuatro agentes vestidos de civil que persiguieron a Siderio y a un amigo de 17 años -identificado en los documentos judiciales como “NK”- el pasado 1 de marzo.

Los oficiales creían que NK estaba “conectado tangencialmente” a un caso de robo de armas de fuego.

Cuando intentaron detener a los dos varones, Mendoza y otros tres agentes estaban dentro de un coche sin identificación policial y “un tiro se escapó”, rompiendo una de las ventanas traseras, agregó la presentación.

Al escuchar el estruendo, los menores salieron corriendo. Mendoza se bajó del auto y persiguió a Siderio, quien llevaba una pistola consigo.

Mendoza le disparó al niño, que se deshizo del arma, y el policía le volvió a disparar. Siderio “cayó o se tiró al suelo” y Mendoza descargó una tercera bala sobre él.

El tercer disparo, alega el documento judicial, tuvo lugar a pesar de que Mendoza sabía que el niño había tirado la pistola.

“Por lo tanto, cuando Mendoza disparó el tercer y fatal tiro sabía que Thomas Siderio, de 12 años, 1,50 metros de estatura y 50 kilos, ya no tenía un arma y no podía hacerle daño“, dijo este lunes el fiscal de distrito de Filadelfia, Larry Krasner.

“De todas formas, le disparó por la espalda y lo mató”, agregó.

Mendoza fue despedido poco después del incidente, y el comisionado de policía dijo en ese momento que se habían violado las políticas de uso de la fuerza.

Según Krasner, gran parte de la evidencia contra Mendoza proviene de un video del tiroteo, que no se dará a conocer hasta que lo autorice un juez. El fiscal describió las imágenes como “inquietantes” y dijo que Siderio estaba “esencialmente boca abajo en la acera”, posiblemente rindiéndose.

Mendoza fue detenido el domingo sin derecho a fianza. Se fijó una audiencia preliminar para el 16 de mayo y la Orden Fraternal de la Policía le proporcionará un abogado.

La bisabuela de Siderio, Mary Siderio, dijo que estaba “feliz” de escuchar los cargos contra Mendoza, según declaró a una filial local de la cadena CBS.

“Estoy tan desconsolada que no puedo dormir”, relató. “Ninguno de nosotros puede dormir. Es horrible”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.