Bélgica en alerta máxima y a la caza de un soldado que robó armas de una base militar y amenazó al gobierno, a figuras públicas y a un virólogo

La policía belga continúa con un gran operativo para hallar a un soldado señalado por sus ideas de extrema derecha y que desapareció después de robar armas de una base militar y amenazar a figuras públicas.

Publicado el
Bélgica endurecerá la forma en que examina a los soldados por opiniones extremistas, mientras las autoridades continúan buscando a un instructor de armas desaparecido. (Foto Prensa Libre: AFP)
Bélgica endurecerá la forma en que examina a los soldados por opiniones extremistas, mientras las autoridades continúan buscando a un instructor de armas desaparecido. (Foto Prensa Libre: AFP)

Unos 300 efectivos de la policía y el ejército fueron desplegados entre el jueves 20 y viernes 21 de mayo para encontrar a Jurgen Conings, de 46 años, luego de que su vehículo abandonado fuera hallado cerca de un parque nacional vecino a la frontera con Holanda, con cuatro lanzacohetes adentro.

“La búsqueda se reforzó durante toda la noche del jueves 20”, dijo el portavoz del fiscal federal local, Eric Van Duyse.

Van Duyse advirtió que Conings probablemente seguía armado y era peligroso, ya que es apuntado responsable por robar armas de una base militar donde trabajaba como instructor.

Las autoridades dijeron anteriormente que habían descubierto una carta dejada por el fugitivo que incluía amenazas al Estado y figuras públicas.

Entre las personas a las que Conings ha amenazado se encuentra Marc Van Ranst, un destacado virólogo que se ha convertido en el blanco favorito de los teóricos de la conspiración, los escépticos de Covid-19 y la extrema derecha flamenca en Bélgica desde el inicio de la pandemia.

Conings, cuyo perfil de Twitter se describe a sí mismo como un “soldado de la Fuerza Aérea belga al que le gusta el fitness, el culturismo y el boxeo”, ya figuraba en una lista de extremistas supervisados por la agencia antiterrorista de Bélgica.

Lea también: Revelan cómo un hombre mató a un ladrón en su casa y vivió con el cadáver durante 15 años

El soldado era uno de los cerca de 30 militares belgas con simpatías extremistas conocidas, dijeron los funcionarios, pero permaneció en servicio activo, entrenando a las tropas belgas antes del despliegue en misiones en el extranjero.

El primer ministro belga, Alexander de Croo, señaló que era “inaceptable” que a Conings se le hubiera permitido acceder a las armas en la instalación militar, y la ministra de Defensa, Ludivine Dedonder, precisó que se iniciaría una investigación.

Reforzarán examen de soldados con ideas extremistas

Bélgica reforzará el examen de soldados bajo sospecha de alimentar ideas extremistas, dijeron funcionarios este viernes 21, en momentos en que se amplía la búsqueda de un militar de ultraderecha que desapareció después de robar armamento pesado.

La Policía Federal belga difundió la foto de Jurgen Conings, un soldado armado que desapareció en la provincia de Limburgo y que según los informes, amenazó al virólogo Marc Van Ranst. (Foto Prensa Libre: EFE)

Agentes especiales de la policía belga y hasta soldados del ejército, apoyados por vehículos blindados y helicópteros, revisaron cuidadosamente una reserva natural durante tres días en busca del soldado Jurgen Conings, de 46 años.

Las autoridades sorprendieron al país al admitir que Conings, quien desapareció después de formular amenazas a funcionarios y figuras públicas belgas, ya había sido incluido en una lista de vigilancia reservada a presuntos extremistas de derecha.

“Hubo una falla en los procedimientos”, dijo la ministra de Defensa, Ludivine Dedonder, a la emisora pública belga RTBF.

La funcionaria prometió impulsar un cambio en la ley para permitir una investigación más exhaustiva de cualquier soldado al que se le otorgue acceso a sitios y armas sensibles, como los lanzacohetes encontrados en el automóvil abandonado de Conings.

Por otra parte, el primer ministro belga, Alexander de Croo, ordenó un informe sobre el extremismo dentro de las filas de la policía, las fuerzas armadas y los agentes de aduanas, y presentará un “plan de acción” el próximo mes sobre cómo tratar la cuestión.

Se supone que Conings presenta una “amenaza aguda” de violencia y se cree que se llevó varias armas más de la base donde se desempeñó como instructor.

Autoridades informaron que dejó cartas en las que se sugería que podría representar una amenaza para representantes estatales y figuras públicas, incluido el renombrado virólogo Marc Van Ranst.

Lea también: Niño fue secuestrado desde su cama y fue brutalmente asesinado con un arma blanca

Van Ranst se ha convertido en una figura mediática como comentarista experto durante la crisis del coronavirus y es un permanente blanco de ataques por parte de personas que siguen teorías conspiratorias y de la extrema derecha.

La ministra Dedonder dijo que a Conings se le había revocado un pase de seguridad debido a opiniones de odio que había expresado en las redes sociales, incluido el racismo y las amenazas de violencia.

Pero, como instructor encargado de preparar reclutas para misiones en el extranjero, todavía tenía acceso a un arsenal de armas militares, admitió.