Por qué Naciones Unidas autorizó a Colombia la producción de 40 toneladas de marihuana

Colombia cuenta con una autorización de las Naciones Unidas para producir este año 40.5 toneladas de marihuana para uso medicinal, informó hoy un funcionario de alto rango del Ministerio de Justicia.

Publicado el
El uso medicinal de la marihuana es permitido en Colombia desde el 2016. (Foto HemerotecaPL)
El uso medicinal de la marihuana es permitido en Colombia desde el 2016. (Foto HemerotecaPL)

Según el viceministro de Política Criminal, Carlos Medina, la autorización fue otorgada por la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes de las Naciones Unidas, después de que el Congreso colombiano aprobara en 2016 una ley que permite el uso medicinal de la hierba.

“El país está autorizado para producir 40,5 toneladas de cannabis medicinal durante este año 2018, lo que equivale al 44 por ciento de los cupos del mundo de cultivos medicinales”, informó Medina en declaraciones a la cadena de radio RCN.

El viceministro dijo que desde que la ley fue aprobada por el Congreso y reglamentada por el Gobierno se han concedido 41 licencias a productores de marihuana medicinal.

“Entre los ministerios de Justicia y Salud se han expedido cerca de 41 licencias para cultivos de cannabis medicinal. El Ministerio de Salud vigila el uso científico de la marihuana y el Ministerio de Justicia verifica que se cumplan las condiciones de seguridad y transporte del cannabis”, dijo Medina.

“En el proceso de reglamentación de la ley buscamos blindarnos contra los ilegales y la información para los cultivos medicinales es minuciosa. Ya hay cultivos produciendo y asociaciones de pequeños cultivadores y medianos cultivadores que han permitido la participación de estos actores y que también hacen parte de los controles que ejerce el Gobierno sobre los cultivos autorizados”, agregó el viceministro.

La ley aprobada por el Congreso en mayo de 2016 permite el cultivo, producción, fabricación, adquisición, importación, exportación, almacenamiento, transporte, comercialización, distribución, uso y posesión de las semillas de la planta de cannabis, sus derivados y los productos que lo contengan, con fines medicinales y científicos.

Dicha ley fue reglamentada por el Gobierno en agosto de 2017, cuando se estableció que las personas que cultiven marihuana en superficies de máximo media hectárea serán considerados pequeños o medianos cultivadores y podrán acceder a asesoría técnica, asignación prioritaria de cupos y compra de su producción.