Cómo fue el primer cumpleaños de Joaquín “El Chapo” Guzmán en prisión y en medio de la pandemia del coronavirus

Contrario a las lujosas fiestas con las que solía festejar su natalicio cuando era el narcotraficante más poderoso del mundo, esta vez Joaquín “El Chapo” Guzmán celebró su cumpleaños número 63 aislado en su celda y preparando una apelación contra la cadena perpetua que recibió en 2019.

Joaquín "el Chapo" Guzmán cuando fue extraditado a Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: AFP).
Joaquín "el Chapo" Guzmán cuando fue extraditado a Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: AFP).

El único saludo que recibió fue el de su esposa Emma Coronel en una historia de Instagram, donde se veía un cuadro de Guzmán cuando era joven portando una corona. Abajo escribió “Feliz cumpleaños”, junto a tres emojis. La canción De los pies a la cabeza, del grupo Los Nuevos Rebeldes, acompañaba la publicación.

“El Chapo” está recluido en la ADX “Supermax” de Florence, Colorado, el penal conocido como la “Alcatraz de las montañas Rocallosas”, un lugar diseñado para alojar presos considerados “demasiado peligrosos para las cárceles comunes”.

El diario Clarín de Argentina resalta que, entre otros, allí purgan su condena Ted Kaczynski, conocido como Unabomber, y Zacarias Moussaoui, condenado por su rol en la organización de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

A la luz de la pandemia de coronavirus, el aislamiento total de Guzmán Loera le asegura el cumplimiento del distanciamiento social para evitar los contagios de covid-19. Las prisiones se han convertido en lugares altamente vulnerables al virus, ya que, por lo general, son lugares hacinados y con pobres condiciones de salubridad e higiene.

Al igual que los demás presos considerados de alta peligrosidad, Guzmán pasa 23 horas al día en su celda. Sólo se le permite una hora de recreación al aire libre, inclusive en este pequeño recreo no puede quitarse las restricciones de encima, ya que pasa su tiempo en el patio dentro de una especie de celda.

En la unidad en la que está alojado El Chapo hay 78 reclusos y cada uno tiene una cama. También recibe sus comidas en la celda, por lo  que no interactúa con nadie que no sean sus abogados o los guardias del penal.