Corea del Norte anuncia que suspende sus pruebas nucleares y de misiles

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, ha anunciado que ese país suspenderá sus pruebas nucleares y de misiles, así como el cierre del centro de ensayos nucleares que posee en el noreste de su territorio, informó este vier la agencia norcoreana KCNA.

El líder norcoreano, Kim Jong-un, anunció este viernes la suspensión de las pruebas atómicas y misilísticas de su país. (Foto Prensa Libre:EFE).
El líder norcoreano, Kim Jong-un, anunció este viernes la suspensión de las pruebas atómicas y misilísticas de su país. (Foto Prensa Libre:EFE).

“Desde el 21 de abril, Corea del Norte detendrá las pruebas nucleares y lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales”, anunció el líder durante el pleno del Comité Central del Partido de los Trabajadores celebrado en Pionyang este viernes, de cara las próximas cumbres con Seúl y Washington.

El anuncio, que Estados Unidos llevaba tiempo esperando, es otro paso crucial en el rápido deshielo diplomático que experimenta la península coreana.
Llega a menos de una semana de una cumbre entre Kim y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, en la Zona Desmilitarizada que divide la península, y semanas antes de una esperadísimo encuentro entre el líder norcoreano y el presidente estadounidense, Donald Trump.

Kim Jong-Un (centro) inspeccionando el Comando de la Fuerza Estratégica del Ejército Popular de Corea en un lugar no revelado.(AFP).

“Como se ha comprobado la efectividad de las armas nucleares, no necesitamos llevar a cabo más ensayos nucleares o lanzamientos de prueba de los misiles de medio o largo alcance o de los misiles balísticos intercontinentales”, declaró Kim en un mitin del partido gobernante.

“Las instalaciones nucleares del norte han completado su misión”, añadió en la reunión del comité central del Partido del Trabajo de Corea, según la agencia de noticias KCNA.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, consideró una “muy buena noticia” la decisión de Corea del Norte de suspender sus pruebas nucleares y de misiles y aseguró que está deseando reunirse con el líder norcoreano, Kim Jong-un, un encuentro previsto para mayo o junio.
Trump, además, aseguró que ha habido “un gran progreso” en el diálogo con Pyongyang y mostró su alegría por la suspensión de las pruebas nucleares y de misiles, así como por el cierre del centro de ensayos nucleares que Corea del Norte posee en el noreste de su territorio.

Lanzamiento del cohete balístico norcoreano estratégico de largo alcance medio de largo alcance Hwasong-12 en una ubicación no revelada. (AFP).

Pionyang ha logrado rápidos avances tecnológicos en sus programas armamentísticos en los últimos años, provocando duras sanciones por parte del Consejo de Seguridad de la ONU, de Estados Unidos, la Unión Europea, Corea del Sur y otros países.
El año pasado el régimen norcoreano llevó a cabo su sexto ensayo nuclear, el más potente hasta la fecha, y lanzó misiles capaces de alcanzar el territorio estadounidense.
Un misil no identificado podría ser el Hwasong-12 se exhibe en la Plaza Kim Il Sung en Pionyang. (Foto HemerotecaPL).

Suspención era importante para el desarme global 

La suspensión de los ensayos nucleares era importante para el desarme global y Corea del Norte se sumará a los esfuerzos internacionales por detener por completo los tests atómicos, según la agencia estatal norcoreana.
El cierre de la instalación nuclear busca recalcar la voluntad de suspensión de los tests nucleares, se indicó. La decisión al respecto fue tomada este viernes durante una sesión del comité central del partido gubernamental norcoreano.

Las tensiones en la península coreana, así como el programa de armas atómicas y misilístico norcoreano, se cuentan desde hace años entre las más peligrosas crisis de la política internacional.
Se intensificaron además fuertemente en 2017, luego de que Corea del Norte probara varios misiles y otra bomba atómica a comienzos de septiembre, violando así las resoluciones de las Naciones Unidas.

Kim y el presidente estadounidense Donald Trump intercambiaron en el pasado una y otra vez ofensas, amenazas y comentarios ácidos. Esto alimentó los temores de que el conflicto pudiera escalar, incluso quizás a nivel atómico.
Sin embargo, en el último tiempo se registraron acercamientos entre Estados Unidos y Corea del Norte. El miércoles se supo que el jefe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) Mike Pompeo, secretario de Estado designado, fue recibido por el líder norcoreano, la primera reunión de este tipo en casi dos décadas.
“En estos momentos se están elaborando los detalles de la cumbre”, agregó Trump ese mismo día en relación con la reunión que mantendrá con Kim previsiblemente a principios de junio.

Kim y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, celebrarán una cumbre el próximo viernes 27 en la localidad fronteriza de Panmunjom. Seúl quiere aprovechar la oportunidad para hablar sobre la posibilidad de crear un mecanismo de paz permanente en la península de Corea, informó un funcionario de alto rango del Gobierno surcoreano.
Desde el punto de vista del derecho internacional, la península de Corea sigue en estado de guerra, ya que la Guerra de Corea (1950-53) terminó con un armisticio pero no con un acuerdo de paz.

Contenidos relacionados:

>Donald Trump acepta invitación de Kim Jong-Un y se reunirán en mayo

>Mi botón nuclear es más grande y peligroso, responde Trump a Kim Jong-Un

>América Latina puede estar a punto de descubrir la versión más fiel de la política del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hacia la región.