Detienen a jefe de grupo criminal que desató balacera en México

Policías federales detuvieron al jefe de una célula del cartel del Golfo, que el domingo se enfrentó con militares en la ciudad fronteriza de Reynosa con saldo de nueve muertos, informó el lunes la Comisión Nacional de Seguridad mexicana.

Cleofas Alberto Martínez fue detenido el lunes. (Foto Prensa Libre: EFE).
Cleofas Alberto Martínez fue detenido el lunes. (Foto Prensa Libre: EFE).

El presunto jefe criminal, identificado como Cleofas Alberto Martínez Gutiérrez, fue detenido el domingo en Ciudad de México con base a “información de inteligencia”  del Ejército mexicano, dijo en un mensaje a la prensa el comisionado nacional de seguridad, Renato Sales.

“Esta persona se encuentra vinculada con los hechos registrados el 13 de marzo en Reynosa, al estar al mando de los integrantes del grupo delictivo involucrado en dichos eventos”, detalló Sales.

La madrugada del domingo, en Reynosa, estado de Tamaulipas, hombres armados se enfrentaron con militares, dejando cuatro muertos en un primer choque y cinco más en un segundo, en medio de bloqueos de calles que montaron los presuntos criminales con vehículos que arrebataban a particulares.

Las autoridades habían informado inicialmente que la balacera había dejado 10 presuntos delincuentes muertos, pero Sales bajó esta cifra a nueve durante el mensaje.


Al momento de su captura, a Martínez Gutiérrez le fueron decomisadas dos armas cortas y 600 gramos de cocaína y heroína.

El detenido es señalado también de coordinar a un grupo criminal responsable de homicidios, secuestros y venta de droga en Reynosa, vecina de la estadounidense McAllen, Texas.

El estado de Tamaulipas, que bordea el Golfo de México, es desde hace años uno de los más violentos de México con presencia de los carteles del Golfo y los Zetas, que se disputan el tráfico de drogas hacia Estados Unidos y zonas de extorsiones y secuestros contra habitantes y emigrantes indocumentados.

Desde mediados del 2014, en el cartel del Golfo se desató una lucha interna, que provoca un incremento de la violencia en el estado.

La ola de violencia ligada al tráfico de drogas en México ha dejado más de cien mil muertos y desaparecidos desde el 2006, cuando el Gobierno lanzó un operativo militar antidrogas.