Groenlandia se derrite siete veces más rápido que en 1990

Unos 360 millones de personas en comunidades costeras estarán en riesgo si aumenta el nivel del mar.

Groenlandia se derrite siete veces más rápido que hace tres décadas y ha perdido 3,8 billones de toneladas de hielo desde 1992, lo suficiente como para aumentar el nivel mundial del mar en 10,6 milímetros, según un estudio publicado en la revista Nature y divulgado en Madrid este martes (10.12.2019).

La investigación, en la que participó cerca de un centenar de científicos de 50 organizaciones internacionales, analiza los resultados de 26 estudios y 11 misiones satelitaltes para calcular los cambios en la masa de hielo entre los años 1992 y 2018.

La tasa de pérdida de hielo aumentó de 33.000 millones de toneladas al año en la década de 1990 a  254.000 millones en la última década, es decir, siete veces más en casi 30 años.

Los datos no incluyen los de 2019, lo que podría marcar un nuevo récord debido al derretimiento generalizado del verano.

En 2013, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) predijo que el nivel mundial del mar aumentaría en 60 centímetros para el año 2100, lo que pondría en riesgo a 360 millones de personas que habitan en zonas costeras vulnerables a las inundaciones.

“Como regla general, por cada centímetro de aumento del nivel del mar, otros seis millones de personas están expuestas a inundaciones costeras en todo el planeta”, resume en el comunicado Shepherd.

Efectos devastadores en poblaciones costeras

Así que según las tendencias actuales, el derretimiento del hielo de Groenlandia causará que unas 400 millones de personas sufran inundaciones debido a la subida del nivel del mar. “Estos no son eventos improbables o de pequeños impactos, sino que están ocurriendo y serán devastadores para las comunidades costeras”, se indicó.

Por su parte, el boletín anual de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) publicado en Washington también este martes, señaló que el Ártico vivió en 2019 el segundo año más caluroso desde 1900 y marcó la segunda menor superficie de hielo marino desde que se tienen registros.

En la Tierra, el calentamiento global no ocurre uniformemente. Desde la década de 1990, en el Polo Norte aumenta el doble de rápido, un fenómeno que los expertos llaman amplificación ártica.

La temperatura media durante la temporada octubre 2018-septiembre 2019 superó 1,9°C a la media del período 1981-2010, decenios en los que el calentamiento realmente comenzó en el Ártico. Los seis años anteriores habían batido todos las marcas precedentes.

0