¿Rammstein en la categoría de música clásica?

La distancia entre la música de Rammstein y la música clásica parece abismal, pero solo a primera vista.

Existe un mundo entre la música de Rammstein y la música clásica, pero solo a primera vista.
Existe un mundo entre la música de Rammstein y la música clásica, pero solo a primera vista.

Escuchando más de cerca se encuentran ciertas similitudes.”Esto es arte”, dijo sobre la música de Rammstein el compositor alemán Torsten Rasch, quien también editó algunas canciones de la banda e hizo un ciclo de canciones para voz solista y orquesta sinfónica, que fue lanzado en CD en 2004 con el título Mein Herz brennt.

El resultado no fue el esperado: el parecido con el original no siempre era claro, según los arreglos de las canciones. Rasch se inspiró sobre todo en la letra de las canciones y les dio un toque especial que resutló más bien en música contemporánea y que se adaptó a la voz del renombrado cantante de ópera René Pape.

Si se quiere hablar de una adaptación de una canción de Rammstein más “clásica”, sería Seemann: en 2003 fue reinterpretada por Nina Hagen y el grupo Apocalyptica. Al año siguiente grabarían la canción Engel, adornándola con voces masculinas al estilo gregoriano. A grandes rasgos, la afindad con la cultura “clásica” del cantante de Rammstein, Till Lindemann, se observa en su interés por la poesía de Bertolt Brecht, además de un libro con sus propios poemas publicado en 2013 bajo el nombre In stillen Nächten.

Referencias y guiños a la música clásica Son muchas las referencias que revelan la cercanía de la banda a la música clásica. En su actual tour European Staduim, la audiencia vibra con un duo de pianos conocido como Jatekok e integrado por los pianistas franceses Adélaïde Panaget y Naïri Bandal.

Adicional a las canciones, en 2015 la banda publicó un folleto de 80 páginas que contiene las partituras para que los fans puedan tocarlas en sus pianos en casa; un reconocimiento a la antigua forma de distribuir música masivamente a través de partituras.

Por otra parte, asistir a un concierto de Rammstein es también presenciar un espectáculo de fuegos artificiales, de tal forma que la música de Georg Friedrich Händel suena entre el interludio de Jatekok y el estruendo que anuncia la aparición de la banda alemana en el escenario.

El nexo de Rammstein y la música clásica va más allá arreglos, referencias y bandas de apoyo: es también una cuestión de adornos musicales. Por ejemplo, la reciente canción Deutschlandendet presenta un largo y melacólico solo de piano.

Lo mismo ocurre en los sonidos de cuerdas que definen el tema Mein Herz brennt, y el imponente sonido coral en Zeig dich. Clásicos por sí mismos A lo largo del tour que comprende 27 ciudades, los medios se mantienen informando casi diariamente.

Habrá presentaciones en Riga y Tampere, después rumbo a Estocolmo y Oslo para finalizar el 22 de agosto en Viena. Entre los reportes destacan la pelea entre el cantante Lindemann y un fan de la banda, y más visible aún, el escándalo a partir del beso entre dos miembros de Rammstein que escandalizó en Rusia: en este país la “propaganda homosexual” es castigada por ley, según se instauró en 2013.

Cabe mencionar que Rammstein es un referente en cuestión musical y a nivel espectáculo, es decir, su madurez como banda está muy por encima del común de conciertos de rock y metal. Por el contrario, los miembros de Rammstein se muestran a la altura de la composición de sus canciones y a su espectáculo a nivel escénico.

Existe una diferencia entre “clásico” y “clásico”: es claro que Rammstein no suena ni de cerca al Cascanueces de Tchaikovsky o al Eine kleine Nachtmusik (Una Pequeña Serenata Nocturna) de Mozart, pero ¿qué tan clásicos son entonces? Expresión artística en distintos niveles En 2001 un crítico de la revista Jam Showbiz escribió acerca de la canción Mutter, calificándola de “música como para invadir Polonia”.

Pero los miembros de Rammstein han encontrado y preservado su estilo. Su lema es “haz lo tuyo y exagéralo”, según explicó anteriormente el baterista Chistoph Schneider.

La pregunta sería ¿de dónde viene este estilo? Entre las diversas influencias destacan Nina Hagen, Depeche Mode y la banda eslovena Laibach. Mientras que a nivel de géneros musicales, la banda incorpora elementos de Rock Industrial, Heavy Metal, Grunge, Electrónica, Punk, Rock, Pop y Gótico.

Sin embargo, el pianista Christian “Flake” Lorenz explica el factor clave: “Encontramos nuestro estilo a partir de saber lo que no queríamos. Nos dimos cuenta de que solo podemos tocar esta música, y es muy simple y monótona”. Incluso se podría agregar: profunda, emocionante, pero también delicadamente melancólica.

Si se tuviera que nombrar a un compositor clásico que se provoca un efecto similar, el elegido sería Richard Wagner. Como dato musical adicional: se dice que las notas mayores suenan normalmente alegres, y las menores tristes. Por lo tanto, el hecho de que las canciones de Rammstein están en su gran mayoría compuestas por tonos menores no es un aspecto relevante, lo cual aparentemente también aplica para la mayoría de las canciones pop hoy en día.

Por otra parte, las presentaciones de Rammstein tienen más en común con la producción de ópera que con un concierto de rock promedio. Pero existen también otros puntos a destacar en torno a Rammstein, por ejemplo, las teorías de conspiración que constantemente buscan encontrar mensajes subliminales en sus letras, asi como el supuesto perfil de derecha al que son asociados.

Hay quienes se sienten incómodos por el uso de secuencias cinematográficas que aluden al trabajo de Leni Riefenstahl, conocida por su labor propagandística en cine en tiempos de Hitler, o con la aparente exaltación del machismo, o bien simplemente con elementos que aluden al Tercer Reich y que de alguna u otra forma hacen que Rammstein sea percibido como un grupo “muy alemán” en el extranjero.

Muchas veces existe una noción general de que los títulos de la canciones de Rammstein refieren a algo negativo, por ejemplo: Du hast, sobre la cual muchos desconocen que se trata de una propuesta de matrimonio. Finalmente la idea detrás de las canciones de Rammstein es lo que transmite y cómo evoluciona con cada escucha. La primera vez puede ser accesible, y tras varias escuchas, habrá más elementos por descubrir, y ahí está su sentido “clásico”.

0