Cinco personas muertas en balacera en el sur de EE.UU.

Un hombre mató a balazos a cuatro personas e hirió a dos niños el sábado último durante una disputa doméstica registrada en una vivienda cerca de Atlanta, Georgia (sur de Estados Unidos), y luego se suicidó de un disparo.

WASHINGTON DC.- Un total de siete personas resultaron baleadas durante el incidente, registrado en Douglasville, al oeste de Atlanta, dijo el teniente Glenn Daniel, de la oficina del sheriff del condado de Douglas.

“Fue una situación doméstica”, dijo Daniel a la AFP, agregando que el tirador era un hombre y que los dos heridos eran niños, quienes fueron trasladados a un hospital local.

“Tengo a cinco incluyendo al tirador que están muertos”, señaló el oficial. “El tirador murió por una herida de bala autoinfligida”, añadió.

La edad de las víctimas de la balacera va desde los siete años hasta la adulta, precisó Daniel.

No se ha revelado cuántas de las víctimas son miembros de la misma familia, pero algunos de ellos son familiares, sostuvo, indicando que la policía se encuentra aún investigando el caso.

Georgia estremecida

 Un tranquilo vecindario suburbano en las afueras de Atlanta ha quedado estremecido después que un hombre hirió de bala a seis personas —con un saldo de cuatro muertos, entre ellos su ex esposa y varios niños— antes de suicidarse, informó la policía.       

Los hechos ocurrieron el sábado, a eso de las 3 de la madrugada, en una subdivisión unos 32 kilómetros  (20 millas) al oeste de Atlanta, dijo el teniente Glenn Davis, de la Policía del Condado Douglas.       

Los vecinos llamaron al teléfono de emergencia y entonces trataron de ayudar a las víctimas antes que llegaran los rescatistas.       

El agresor, cuyo nombre no se dio a conocer de inmediato, parecía haberla tomado contra su esposa y otros familiares y disparó contra las víctimas dentro y fuera de la vivienda, dijo Daniel. Varios niños fueron heridos de bala cuando huían corriendo por una calle, dijeron vecinos.       

Las autoridades no han identificado públicamente a las víctimas porque estaban tratando de contactar a familiares. Los investigadores creen que el agresor se suicidó tras la balacera.       

“Llevo 20 años de policía y esto es lo peor que he visto” , dijo Daniel, quien agregó que no sabía cuándo se había divorciado la pareja y si habían tenido contacto anteriormente con la Policía.

Teresa Carter, de 59 años, dijo que escuchó disparos desde dentro de su casa, pero que no vio lo sucedido. Carter agregó que a veces veía a los niños jugando frente a la casa y en el vecindario. Les gustaba acariciar al perro de la señora.       

“Escuché disparos y el grito de una niña” , afirmó Carter. “Después escuché cuatro disparos más” , agregó.       

Brandom Hallman reparaba un vehículo a unas casas de distancia cuando comenzaron a oírse los disparos. “Escuché un par de balazos rápidos, consecutivos. Salí a mirar pero todo había terminado” , declaró Hallman.       

“Tomamos algunas toallas y fuimos allí en un intento para ayudar antes de que llegaran los paramédicos” , agregó.       

Otra vecina, Angela Ansah, explicó con dificultad lo sucedido a sus hijos, amigos de los pequeños asesinados unas cuantas viviendas más allá.       

Ansah dijo que algunos de los menores baleados a menudo acudían a su casa a jugar con sus hijos.       

“Son niños que veo todos los días, cada bendito día” , señaló Ansah.