El Papa crea jornada mundial por “el cuidado de la Creación”

El papa Francisco instituyó la “Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación” , la cual será celebrada el 1 de septiembre de cada año, tal como ocurre desde hace tiempo en la Iglesia Ortodoxa, informó este lunes el Vaticano.

Publicado el
<em><span class="hps">El Papa</span> <span class="hps">saluda a</span><span class="hps"> fieles</span> <span class="hps">en </span><span class="hps">el</span> <span class="hps">Vaticano. (Foto prensa LIbre:AP).</span></em>
El Papa saluda a fieles en el Vaticano. (Foto prensa LIbre:AP).

 “Como cristianos, queremos ofrecer nuestra contribución para superar la crisis ecológica que está viviendo la humanidad” , escribió el papa en un carta en la que explica su decisión.

    “La crisis ecológica nos llama por tanto a una profunda conversión espiritual: los cristianos están llamados a una conversión ecológica, que implica dejar brotar todas las consecuencias de su encuentro con Jesucristo en las relaciones con el mundo que los rodea” , agregó.

    “La Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, que se celebrará anualmente, ofrecerá a cada creyente y a las comunidades una valiosa oportunidad de renovar la adhesión personal a la propia vocación de custodios de la creación” , sostiene el Santo Padre.

    El Papa lanzó en junio la encíclica “Laudato si”  en la que propone una “revolución valiente”  para salvar la Tierra del consumismo, el calentamiento climático y la destrucción.

    “Vivimos en un tiempo en el que todos los cristianos afrontamos idénticos e importantes desafíos, y a los que debemos dar respuestas comunes, si queremos ser más creíbles y eficaces” , reconoció al decidir celebrar la jornada con la Iglesia Ortodoxa, en un gesto más de cercanía y diálogo.

    La encíclica identifica a los más débiles como las principales víctimas del cambio climático y llama a cambiar de estilo de vida.

    Para el Sumo Pontífice latinoamericano, que se inspiró en San Francisco de Asís, el santo defensor de la naturaleza y los pobres, la mala gestión del agua, la pérdida de la biodiversidad o la desigualdad entre regiones ricas y pobres figuran entre los mayores desafíos que tiene la humanidad.