En imágenes: el lugar de México donde arman a los niños para combatir la violencia

Unos 30 niños desfilaron frente a las cámaras disparando al aire y gritando consignas contra los grupos del narcotráfico.

Publicado el
Niños de entre 6 y 11 años son entrenados para ser policías comunitarios, en comunidades pobres de Guerrero, México. (Foto Prensa Libre: EFE)
Niños de entre 6 y 11 años son entrenados para ser policías comunitarios, en comunidades pobres de Guerrero, México. (Foto Prensa Libre: EFE)

En varias de las localidades más pobres de México, los niños desfilan como policías comunitarios ante el grito desesperado por la violencia del crimen organizado y el narcotráfico.

En comunidades indígenas del estado de Guerrero, como Ahuayaltempa, los niños entrenan mientras cuidan a su ganado acompañados de sus perros.

En una reciente visita al poblado por parte de reporteros de la cadena de Univisión Noticias se cuenta la historia, por ejemplo, de Valentín, de 12 años, que sueña con armarse y ser policía.

Cuenta que su hermano mayor la enseñó a disparar, pero solo toma el arma para cuando hay desfiles.

Junto con casi una docena de niños, Valentín les mostró a los reporteros cómo están organizados para marchar: “posición de tiro rodilla al suelo, sentados, cuerpo a tierra”.

Unos 30 niños de esa localidad han desfilado disparando al aire y gritando consignas contra los grupos del narcotráfico, principalmente contra Los Ardillos, una de las organizaciones más sangrientas.

A los menores se les enseña a disparar. (Foto Prensa Libre: AFP)

Fue en Guerrero donde desaparecieron los 43 estudiantes de magisterio, en un caso que se han visto involucrados la Policía, autoridades locales, estatales y federales, según consigna Univisión.

La indiferencia del Gobierno hizo que en el 2019 se hiciera viral un video de decenas de niños armados con piedras y palos después de un ataque armado contra comunitarios.

También en enero del 2020 en Ayahualtempa, fueron publicados niños desfilando con armas reales después de que fueron asesinados 10 músicos, entre los que había un joven de 15 años.

Luis Gustavo Morales, de 15 años, porta su arma y acompaña a su padre en las guardias y registros que se instalan en la entrada a su pueblo.

Está consciente del peligro, pero asegura que “hay muchos hombres malos que quieren hacernos daño”, según cita la cadena noticiosa.

(Foto Prensa Libre: AFP)
(Foto Prensa Libre: AFP)
(Foto Prensa Libre: EFE)