Esta es la estrategia de EE. UU. frente a la negativa de Nicolás Maduro de permitir el ingreso de ayuda humanitaria

Un alto funcionario de Estados Unidos en Colombia detalló durante una teleconferencia a la que Prensa Libre tuvo acceso los pasos a seguir en los próximos días para presionar a Nicolás Maduro para que permita el ingreso de la ayuda humanitaria y deje el poder.

El funcionario estadounidense aseguró que tras el bloqueo del ingreso de ayuda, esta se duplicará  y entrará en su momento a Venezuela. (Foto Prensa Libre: AFP)
El funcionario estadounidense aseguró que tras el bloqueo del ingreso de ayuda, esta se duplicará y entrará en su momento a Venezuela. (Foto Prensa Libre: AFP)

El delegado en Colombia, que sólo fue identificado como una alto funcionario de Estados Unidos, reiteró su apoyo a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela y detalló los planes que se tienen para forzar a Maduro a renunciar.

En primer lugar, explicó, se duplicará la ayuda humanitaria que se almacena en puntos estratégicos de países socios como Colombia, Brasil y la Isla de Curazao, bajo dominio político del gobierno de Holanda, a la vez que también se multiplicarán los puntos fronterizos de acceso por los que se planea entregar la ayuda.

Respecto de la fecha, el funcionario no especificó cuándo ingresaría la ayuda, “pero ocurrirá en su momento”, aseguró.

Amnistía

El funcionario dijo que ya unos 350 policías y militares habían desertado y se habían rebelado contra Nicolás Maduro, y ofreció una “amnistía real” para quienes quieran seguir sus pasos, y ofreció el perdón, incluso, para aquellos que tengan sanciones graves impuestas por Estados Unidos.

Lea también: Crisis en Venezuela: ¿qué riesgos corre Colombia al ser el centro de operaciones de la cruzada contra Nicolás Maduro?

Más sanciones

Aunque no quiso especificar “por estrategia” qué clase de sanciones impondrá EE. UU. contra Venezuela, adelantó que se busca bloquear hasta un 85% de ingresos económicos al gobierno de  Maduro, debido a que con esos fondos “se financia la corrupción” así como los grupos paralelos armados que lo defienden y “reprimen al pueblo venezolano”.

El delegado de EE. UU. instó a policías y militares venezolanos a dejar la represión y aprovechar la amnistía. (Foto Prensa LIbre: AFP)

Apoyo de otros países

El funcionario dijo que cada vez más países se están uniendo a la causa política de Estados Unidos  en favor del pueblo venezolano, y que esperan que este apoyo tenga un efecto dominó para todas las naciones.

“Los países que se mantienen neutros tienen que decidirse entre la tiranía o la democracias”, advirtió el funcionario.

Bloqueo de visas

El delegado estadounidense también dijo que las visas de familiares “de funcionarios corruptos” están en la mira del gobierno. “No pueden estar viviendo en EE. UU. entre lujos, porque sería un insulto para el pueblo venezolano”, explicó.

El alto funcionario dijo que el gobierno de Maduro usa dinero para pagarles a los sicarios para reprimir al pueblo venezolano. (Foto Prensa Libre: AFP)

Intervención militar

Aunque recientemente el llamado Grupo de Lima descartó el apoyo a una eventual intervención militar en Venezuela, el funcionario dijo que EE. UU. no forma parte directamente de ese grupo, y a pesar de que respetan su decisión, todas las cartas están sobre la mesa y una acción armada es una decisión exclusiva del presidente de este país, Donald Trump.

“Sería una irresponsabilidad por parte de EE. UU. descartar esa opción”, aseguró.

Más al respecto: Grupo de Lima descarta uso de la fuerza en Venezuela en su cerco contra Maduro

Serias advertencias

El funcionario advirtió de que cualquier amenaza o agresión a Colombia lo es también para Estados Unidos. Y cualquier acción que esté encaminada a dañar la integridad del Juan Guaidó o sus familiares (Maduro aseguró recientemente que el opositor debe enfrentar a la justicia) “tendría serias consecuencias” y sería “la peor decisión que puede tomar el gobierno de Maduro”. 

Si Maduro eventualmente quiere dialogar, lo único que puede negociar “es su salida”, dijo el diplomático.

“Dictador desesperado”

También se refirió al caso de un grupo de periodistas, entre ellos Jorge Ramos, que fue retenido este lunes durante una entrevista en el Palacio de Miraflores, cuando Maduro se enfureció por el tipo de preguntas y señalamientos que supuestamente Ramos le estaba haciendo.

“La acción de Maduro es una ‘acción de búnker’, de un dictador desesperado”, puntualizó. 

Contenido relacionado

> Crisis en Venezuela: Cómo fue la jornada de terror y represión que se vivió en el lado venezolano de la frontera

> Ante el Grupo de Lima, Jimmy Morales cuestiona el trabajo de la ONU sobre la crisis en Venezuela

> Mike Pence asegura que Maduro es un dictador que debe irse de Venezuela

0