Explosión en San Petersburgo deja múltiples heridos

Varias personas resultaron heridas este miércoles en una explosión ocurrida en un supermercado de San Petersburgo, anunció la policía de la segunda ciudad de Rusia, sin que se conociesen las causas por el momento.

Publicado el
La Policía de San Petersburgo, Rusia, investiga las causas de una explosión en un supermercado, la cual dejó al menos 10 personas heridas. (Foto Prensa Libre: Twitter @spblive.ru)
La Policía de San Petersburgo, Rusia, investiga las causas de una explosión en un supermercado, la cual dejó al menos 10 personas heridas. (Foto Prensa Libre: Twitter @spblive.ru)
“Una detonación tuvo lugar hacia las 18H30 (15H30 GMT) en un supermercado en la avenida Kondratiev en San Petersburgo. Según las primeras informaciones, hay varios heridos”, indicó la policía en un breve comunicado.
“Las circunstancias del incidente están actualmente siendo estudiadas”, añadió.
Según una portavoz del Comité de investigación, Svetlana Petrenko, citada por las agencias rusas, cuatro personas fueron hospitalizadas. La misma fuente señaló que se abrió una investigación por “tentativa de homicidio”.
Un equipo de investigadores fueron enviados al lugar del suceso, en el noreste de la antigua capital imperial, según la agencia TASS.

Otro suceso en Rusia

El 25 del mes en curso, al menos cinco personas murieron y otras 13 resultaron heridas, cuando un autobús irrumpió en la acera y se precipitó en la entrada de una estación de metro, en el oeste de la capital rusa, informó la Policía de Moscú.

De acuerdo con la versión policial, el atropello masivo podría haberse debido a un fallo técnico o a que el conductor del autobús, que fue detenido, perdió el control del vehículo.

En las imágenes divulgadas por medios locales se puede ver como el autobús, que estaba detenido en una parada, repentinamente se sube a la acera y baja a gran velocidad por la escalera del paso subterráneo que da a la estación de metro Slaviánski Bulvar, donde habría aplastado a varios transeúntes y quedó empotrado.

Medios oficiales indicaron que “no se baraja” la posibilidad de un atentado.

El siniestro ocurrió en día laborable, ya que la Navidad ortodoxa en Rusia se celebra el 7 de enero.

Fuentes próximas a la investigación dijeron que el conductor del autobús no se hallaba bajo los efectos del alcohol.

En los últimos meses las autoridades locales han tomado medidas especiales de seguridad, como la instalación de bloques de hormigón junto a las aceras, para evitar atropellos masivos perpetrados por terroristas. 

Archivado en:

RusiaSan Petersburgo