Hallan narcolaboratorio de la MS en la misma residencial donde vive el presidente Juan Orlando Hernández

La Policía Nacional de Honduras encontró un laboratorio de procesamiento y envasado de drogas en la lujosa colonia de San Ignacio de Tegucigalpa.

La Mara Salvatrucha tenía una casa que usaba de narcolaboratorio en la misma colonia donde vive el presidente Juan Orlando Hernández. (Foto Prensa Libre: AFP/Policía de Honduras)
La Mara Salvatrucha tenía una casa que usaba de narcolaboratorio en la misma colonia donde vive el presidente Juan Orlando Hernández. (Foto Prensa Libre: AFP/Policía de Honduras)

Las autoridades hondureñas incautaron este martes un narcolaboratorio a miembros de la Mara Salvatrucha (MS-13) en una lujosa residencia de la colonia donde el vive el presidente Juan Orlando Hernández.

El director de la policía de investigación, Rommel Martínez, dijo a periodistas que lograron la captura de seis integrantes de la MS-13 en un “inmueble que esta siendo utilizado como un laboratorio para maquinar droga” en la colonia San Ignacio, este de la capital y donde vive el gobernante.

En medio de un fuerte despliegue policial, Martínez presentó ante la prensa a los seis detenidos, sin camisa para que miraran los tatuajes que ellos tenían que los caracterizaba como miembros de dicha pandilla.

En la residencia “hay una cantidad de drogas considerable, armas y dinero” y los arrestados serán enviados al Ministerio Público para que se presenten las acusaciones con las pruebas ante los tribunales, añadió.

Explicó que expertos en investigación desplegaban una fuerte operación que se extenderá durante toda la noche en la vivienda en que estaban los pandilleros, para recoger todas las pruebas.

La MS-13 y el Barrio 18, son grupos delictivos que se pelean entre sí territorios para la venta de drogas y extorsiones, ocupan vastas zonas en diferentes ciudades el país y por su poderío económico se refugian hasta en zonas residenciales de lujo.

Las pandillas y narcotraficantes han situado a Honduras entre los países sin guerra más violentos del mundo, junto a sus vecinos del Triángulo Norte.