Hermanos logran tener electricidad para estudiar desde casa gracias a un video que se hizo viral

Tres hermanos estudiaban con un celular compartido y a la luz de las velas, porque a su comunidad no llega la energía eléctrica.

Publicado el
Tres hermanos consiguen que les instalen electricidad en su casa, luego de haber publicado un video en el que revelan la falta de ese servicio para estudiar, en Colombia. (Foto Prensa Libre: Tomada de la cuenta de Twitter @NoticiasCaracol)
Tres hermanos consiguen que les instalen electricidad en su casa, luego de haber publicado un video en el que revelan la falta de ese servicio para estudiar, en Colombia. (Foto Prensa Libre: Tomada de la cuenta de Twitter @NoticiasCaracol)

Con la puesta en marcha del modelo de educación a distancia en Colombia a causa de la pandemia de coronavirus, las poblaciones rurales fueron las más afectadas por esa transición.

Muchos niños y jóvenes se han visto en la necesidad de recibir clases por medio de sus dispositivos móviles, incluso, compartidos entre los miembros de la familia y en oportunidades con la dificultad de no tener internet o energía eléctrica.

Este es el caso de tres hermanos que viven en una zona rural – a cuatro horas del casco urbano del municipio de Quípama, Boyacá, Colombia- donde el acceso a la electricidad es una tarea titánica; sin embargo, gracias a un video publicado en redes sociales se les instaló el servicio de energía eléctrica para que pudieran estudiar.

El hermano mayor de la familia, Dilan Saldaña, grabó un video en el que contó que durante la pandemia él y sus hermanos hacían las tareas del colegio con un celular compartido y que por las noches encendían velas para poder leer y escribir.

Además, describió que cuando la batería del teléfono se agotaba debía trasladarse a la casa de un vecino para conectar el dispositivo a la corriente, esperar a que cargara y regresar a retomar sus actividades educativas.

 

Cada día, debía cargar su celular en la casa de un amigo, pero para eso caminaba desde la vereda donde vive atravesando un largo trayecto que para cualquiera sería peligroso. Utilizaba un cargador portátil que tardaba cuatro horas en darle una carga completa al celular, pero la historia para él y sus dos hermanos cambió cuando en la ciudad conocieron su caso.

El video fue visto por un grupo de influenciadores en Boyacá, quienes junto con la iniciativa privada llevaron el servicio de electricidad hasta su vivienda rural por medio de paneles solares.

Los días oscuros terminaron para esta familia boyacense, pues junto con los paneles solares también llegó un televisor y una computadora para facilitar el estudio de todos. El pequeño Dilan sueña con estudiar y prepararse para ayudar a sus padres, convirtiéndose en un profesional.