“Hicimos todo al revés; los abuelos no debían salir a la calle”: la situación del coronavirus en Argentina

En muchos países se ha pedido proteger a los adultos mayores por el coronavirus; sin embargo; en Argentina no se ha cumplido a cabalidad, ya que muchas de estas personas abarrotaron los bancos.

Personas de la tercera edad hacen fila en banco argentino. (Foto Prensa Libre: Tomada de La Voz).
Personas de la tercera edad hacen fila en banco argentino. (Foto Prensa Libre: Tomada de La Voz).

El neumonológo José Manuel Viudes afirmó este viernes 3 de abril que teme que en 14 días se vean las consecuencias de la masiva afluencia de adultos mayores a los bancos de Argentina, informó LaVoz.com.

Viudes, quien labora en el Hospital Italiano y es coordinador de Cuidados Domiciliarios de Swiss Medical Group, externó que teme que lo ocurrido podría tener efectos en medio de la lucha para contener la pandemia del coronavirus.

“Nosotros llamamos a esto bomba biológica”, dijo el médico, quien manifestó que la situación a escala mundial es complicada por el covid-19.

En Bérgamo, Italia, se detectó de que 14 días antes de que aumentara el número de casos, hubo un partido entre el Atalanta y el Valencia y asistieron unos 60 mil espectadores, dijo el profesional al programa De Mañana de radio Mitre Córdoba.

“Catorce días después Bérgamo se convirtió en lo que fue”, manifestó Viudes al referirse de cómo la pandemia afectó esa ciudad.

“Estamos haciendo todo al revés, a los ancianos es a los que tenemos que cuidar. Era el grupo que no debía salir a la calle”, señaló el médico.

Agregó que esta es la pandemia más grande “que hemos conocido” y hay un millón de contagiados, “ya vimos lo que pasa en Ecuador es un país subdesarrollado. Estamos jugando con fuego”.

Dijo que en 14 días se sabrá lo que pudo haber pasado este viernes “y lo podemos pagar muy caro”.

“¿Cómo puede ser que los bancarios no se den cuenta que todos tenemos que poner lo máximo por un bien común? Los policías están con guantes y eso está mal porque es una falsa protección”, argumentó Viudes.

“El guante adhiere un montón de virus, y recién acabo de ver un policía que habrá tocado a cientos de personas con esos guantes”, añadió.