Hombre que asaltó el Capitolio disfrazado de guerrero lleva días sin comer, porque no hay comida orgánica en la cárcel

Jake Angeli sigue una dieta extremadamente restrictiva en prisión, quizá por razones religiosas, dice su abogado.

Jacob Anthony Chansley y otros dos activistas fueron acusados en una corte federal por irrumpir en el Capitolio. (Foto Prensa Libre: AFP)
Jacob Anthony Chansley y otros dos activistas fueron acusados en una corte federal por irrumpir en el Capitolio. (Foto Prensa Libre: AFP)

El pasado miércoles 6 de enero un grupo de seguidores del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, irrumpió violentamente en el Capitolio de ese país en Washington mientras el Congreso sesionaba para contar el voto del Colegio Electoral para certificar la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales de ese país.

Los manifestantes irrumpieron violentamente en el edificio y en el incidente murieron 1 policía y cuatro manifestantes, uno de ellos dentro del Capitolio.

Ese día las imágenes de la protesta violenta dieron la vuelta al mundo, pero una de las más emblemáticas fue la de Jake Angeli, uno de los manifestantes que ingresó vestido de guerrero sioux, uno de los pueblos originarios de América del Norte.

Angeli, cuyo nombre es Jacob Anthony Chansley, originario de Arizona, fue capturado el sábado pasado bajo cargos de entrar a un edificio público sin autorización, así como de entrada violenta y conducta desordenada en los terrenos del Capitolio, según informó el Departamento de Justicia de EE. UU.

Lea además: Seguidor de Trump que se llevó un atril del Capitolio lo subasta en eBay por US$14 mil 980

Según el medio The Arizona Republic, Angeli no ha comido desde que fue detenido, tal y como lo dijo su abogado en una audiencia virtual en un tribunal federal el pasado lunes.

“Sigue una dieta extremadamente restrictiva, quizás por razones religiosas”, confirmó el abogado.

La madre de Angeli, Martha Chansley, explicó que su hijo “se enferma si no come alimentos orgánicos”, cita el medio.

En la audiencia virtual, la jueza Deborah Fine afirmó que estaba preocupada por la situación y pidió al abogado del señalado que resuelva el problema con los alguaciles de Estados Unidos.

Lea más: El video que muestra cómo una veterana murió al recibir un disparo durante la irrupción al Capitolio

Teorías conspirativas

Angeli es miembro reconocido del movimiento QAnon, que cree en teorías conspirativas y que fue formada en el 2017 a raíz de supuestas revelaciones secretas acerca de una élite pedófila y satánica que rige el mundo desde las sombras, la cual es supuestamente encabezada por Hillary Clinton, Barack Obama y el papa Francisco.

The Arizona Republic explicó que, desde 2019, Angeli suele instalarse frente al Capitolio del Estado de Arizona en donde vocifera sobre  varias teorías conspirativas.

En una entrevista a ese diario en 2020, el joven señaló que usa el gorro de piel, se pinta la cara y camina sin camisa como una forma de llamar la atención a la gente que quiera oírle hablar sobre distintas verdades que, dice, permanecen ocultas por una supuesta elite que controla al mundo.