Hungría se declara en crisis; migrantes hacinados en fronteras

Más de mil refugiados permanecían este martes en la frontera de Serbia con Hungría a la espera de que las autoridades húngaras les abran un paso, a pesar de haber sellado la delimitación, mientras crece la incertidumbre en Belgrado sobre la evolución de esta crisis.

Migrantes esperan desesperados en frontera húngara. (Foto Prensa Libre: EFE)
Migrantes esperan desesperados en frontera húngara. (Foto Prensa Libre: EFE)

El ministro serbio de Trabajo, Aleksandar Vulin, que ha visitado hoy el puesto fronterizo norteño de Horgos, advirtió de que se está volviendo complicada la situación, y acusó a Hungría de haber cerrado el paso sin aviso previo a los órganos serbios.

“Ayer decían que cerrarían la frontera para los pasos ilegales, pero no para aquellos que quieren expresar la intención de pedir asilo. Pero de eso no hay nada” , dijo Vulin.

Serbia advirtió, también hoy, de que no aceptará a los refugiados que Hungría intente devolver después de que Budapest estableciera que su vecino del sur es un país seguro al que pueden retornar los demandantes de asilo que habían pasado por su territorio.

“No pararemos a nadie a la fuerza en nuestro territorio y por eso tampoco permitiremos a ningún país que devuelva a nadie a la fuerza (…) a nuestro territorio”, declaró Vulin.

Migrantes demandan que los dejen cruzar frontera húngara. (Foto Prensa Libre: EFE)

“Ellos (los refugiados) están en el territorio de Hungría y esperamos del Estado húngaro que los trate como es debido” , dijo.

En Serbia preocupa que, debido al cierre de la frontera con el vecino del norte, miles de refugiados tendrán previsiblemente que permanecer en el país balcánico.

Primeros arrestos

Hungría anunció este martes el arresto de 60 migrantes acusados de haber “dañado”  la valla en la frontera con Serbia, un delito penado con cinco años de prisión en virtud de la nueva legislación que entró en vigor este martes.

“La policía ha abierto un proceso penal en su contra” , dijo Gyorgy Bakondi, un portavoz del gobierno en una rueda de prensa en Szeged, en el sur de Hungría.


El estado de emergencia en dos condados del sur del país que hacen frontera con Serbia por la crisis migratoria es un movimiento que abre camino para desplegar al ejército en la frontera con Serbia para detener el flujo de migrantes que llegan al país

CE reacciona

La CE instó este martes a los países a reaccionar y adoptar medidas excepcionales para hacer frente a la crisis de los refugiados tras fracasar en su intento de pactar el reparto de 120.000 personas, al tiempo que rechazó la idea de recortar fondos a los países que se oponen a cuotas equitativas.

“El invierno se está acercando y el mundo nos está mirando” , recalcó el portavoz comunitario Margaritis Schinas en la rueda de prensa diaria, en la que aseguró que la Comisión Europea  (CE) seguirá presionando a favor de “más rapidez y más ambición en la respuesta comunitaria a la crisis de los refugiados” .

La CE agradeció que los ministros hayan aprobado el lunes formalmente la distribución de 40.000 refugiados llegados a Grecia e Italia, pero recalcó que la situación “ha empeorado desde mayo pasado”  cuando Bruselas propuso ese reparto.

“Eso significa que los Estados miembros tienen que aumentar su ambición en línea con las propuestas más ambiciosas hechas la semana pasada”  en el Parlamento Europeo por parte del presidente del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, recalcó.