Iglesia católica recomienda quitar el agua bendita de los templos en España, por el coronavirus

Cinco personas han muerto a causa del coronavirus en España, donde los casos subieron en las últimas horas y suman ya 345, anunciaron este viernes las autoridades sanitarias.

Publicado el
Cientos de fieles se concentran en la basílica del Santuario de Fátima cuando se acerca la hora del ángelus. El culto avanza como cualquier otro día, pero no hay agua bendita, la comunión se entrega en mano y se recomienda evitar los abrazos y el contacto directo con desconocidos. (Foto Prensa Libre: EFE)
Cientos de fieles se concentran en la basílica del Santuario de Fátima cuando se acerca la hora del ángelus. El culto avanza como cualquier otro día, pero no hay agua bendita, la comunión se entrega en mano y se recomienda evitar los abrazos y el contacto directo con desconocidos. (Foto Prensa Libre: EFE)

La Iglesia católica española recomendó este viernes retirar el agua bendita de los templos y sustituir el gesto de dar la paz por una inclinación del cuerpo para prevenir el contagio con el coronavirus, pero descartó el cierre de las parroquias.

Estas medidas, que siguen las recomendaciones de las autoridades sanitarias, serán decididas y divulgadas caso por caso por las propias diócesis, señaló hoy en rueda de prensa el secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Argüello.

Otra recomendación es que se evite besar o tocar con las manos las imágenes religiosas de los templos, gestos y costumbres muy tradicionales en el actual período de cuaresma.

Por ejemplo, la tradición de besar los pies de una antigua talla del Cristo de Medinaceli, una de las imágenes religiosas más famosas de Madrid, no tendrá lugar este año, por decisión de las autoridades religiosas.

La reina Sofía visitó hoy esta imagen y cumplió el precepto de no besar los pies ni tocarla.

El portavoz de la CEE también pidió a los sacerdotes que se laven las manos antes y después de ofrecer la comunión, pero descartó el cierre de iglesias y templos.

“No pensemos que la Virgen de las Angustias nos vaya a curar la enfermedad, pero seguramente pueda ayudar a que el otro virus -el virus del miedo- encuentre su verdadero sitio”, señaló Argüello.

 

Muertos en España

Cinco personas han muerto a causa del coronavirus en España, donde los casos subieron en las últimas horas y suman ya 345, anunciaron este viernes las autoridades sanitarias.

Los fallecidos eran todos “personas de riesgo”, es decir de avanzada edad o con patologías previas, destacó en su rueda de prensa diaria Fernando Simón, director del centro de alertas sanitarias.
Desde el último balance facilitado el jueves a las 17H00 GMT, el número de casos aumentó en 82, el mayor incremento de un día a otro desde el inicio de la epidemia.

La región que concentra más casos es la de Madrid, 137. Allí se localizaron dos focos en sendos centros diurnos para ancianos, uno en la capital española y otro en la cercana localidad de Valdemoro, a 30 km.
Una mujer de 99 años, residente de uno de esos centros, y un hombre de 76, de otro, fallecieron en las últimas horas, según las autoridades regionales de Madrid.

El perfil de los pacientes de estos focos hace temer “una letalidad mayor de lo esperado”, advirtió Simón, quien descartó un cierre generalizado de este tipo de centros.

Por otro lado, nueve personas siguen ingresadas en urgencias a causa de la enfermedad, extendida por casi todo el país.

Las últimas muertes “apuntan a que el virus llegó antes de lo pensado” a España, dijo Antoni Trilla, jefe del servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del hospital Clínic de Barcelona, citado por el diario El País.
“Lo que vemos ahora son los casos más graves de las infecciones ocurridas hace varias semanas. ¿Cuántas fueron? Por ahora no lo sabemos. ¿Cuándo empezaron? Tampoco”, añadió Trilla.

La expansión del virus ha empezado a impactar en el día a día de las empresas.

Este viernes por ejemplo, la entidad bancaria Bankia anunció un caso de coronavirus en el personal de su sede de Madrid, por lo que los compañeros que trabajaban en la misma planta “continuarán su labor a través del teletrabajo”.