La insólita teoría que afirma que la Luna es una antigua nave diseñada por alienígenas

La teoría, nacida en la década de 1970, afirma que la Luna albergó por años a una colonia de extraterrestres.

Publicado el
Un grupo de científicos dice que la Luna es un tipo de nave antigua extraterrestre. (Foto: Hemeroteca PL)
Un grupo de científicos dice que la Luna es un tipo de nave antigua extraterrestre. (Foto: Hemeroteca PL)

En la década de 1970 dos científicos rusos sorprendieron al mundo con una teoría que, en su momento, pareció una locura: la Luna es una especie de nave alienígena muy antigua puesta en órbita deliberadamente en la Tierra.

De acuerdo con la postura de Alexander Shcherbakiv y Mikhail Vasin, la Luna es un artilugio meticulosamente diseñado y construido por una población extraterrestre con tecnología altamente desarrollada.

Esta nave gigantesca estaría pensada para viajar con una colonia de alienígenas a través de miles de millones de kilómetros en el espacio.

Pero, ¿es posible? Los expertos rusos reforzaron su teoría con varios fundamentos científicos y con los hallazgos que se han hecho en torno a nuestro satélite.

En primer lugar, dijeron, estudios de sonido han determinado que la Luna parece estar vacía en su interior. Citan el momento en que el Apolo 13 tuvo que lanzar de emergencia el cohete Saturno sobre la Luna.

Luego del impacto, “el astro retumbó durante más de tres horas”, según detectaron los sismógrafos. La Nasa también informó entonces, que la Luna también se había tambaleado como si tuvier adentro unos enormes resortes.

Por tanto, los científicos rusos creen que la Luna es vacía porque en su interior fue llenada por los alienígenas con un tipo de combustible que se agotó con el viaje por el espacio.

Adentro de esta gigantesca nave también habría materiales y herramientas para las reparaciones necesarias, así como instrumentos precisos de navegación y maquinaria que no puede ni siquiera imaginarse.

Los cráteres “lo confirman”

De acuerdo con los rusos, que publicaron su teoría en varios idiomas, prueba de lo sofisticado que es esa nave que ahora llamamos Luna son los cráteres que se han detectado. Siendo un artefacto que sobrevolaría millones de kilómetros, debería estar protegido con un resistente material que no permitiría que los impactos de cuerpos celestes penetraran en su interior.

Así, la Luna fue fabricada con una densa armadura de unos 3.5 kilómetros de espesor, bordeada de una capa más fina que funcionaría como amortiguador para los eventuales impactos.

Además, dicen los científicos, los estadounidenses encontraron en la Luna abundantes elementos como cromo, titanio y circonio, que tienen propiedades refractarias y anticorrosivas y son increíblemente resistibles al calor, una prueba más de que el exterior de la nave fue recubierta con estos elementos.

Lea también: Michael Collins: muere a los 90 años el astronauta de la histórica misión Apollo XI a la Luna

Ahora bien, esta extraordinaria pieza de ingeniería alienígena ya no alberga ningún tipo de vida extraterrestre en la actualidad. Fue abandonada y sus instrumentos de navegación dejaron de funcionar hace millones de años y se fueron desintegrando.

¿Y qué es, entonces, un paisaje lunar observado a gran distancia que está conformado por un tipo de muro recto de casi 500 metros de altura y cien kilómetros de largo?

Muy simple: Se trata, dicen los rusos, de una de las reparaciones más grandes que los alienígenas debieron hacerle a la nave después de la destrucción parcial de su coraza por el impacto de meteoritos.

¿Usted qué cree?