La tasa de hospitalización infantil por covid se dispara en Estados Unidos

Las hospitalizaciones pediátricas por covid aumentaron durante el verano a medida que la variante delta, que es altamente contagiosa, se extendió por todo el país, según dos nuevos estudios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

Publicado el
Carvase Perrilloux Jr., de dos meses, en el Hospital de Niños de Nueva Orleans el 20 de agosto de 2021. (Foto Prensa Libre: Erin Schaff / The New York Times)
Carvase Perrilloux Jr., de dos meses, en el Hospital de Niños de Nueva Orleans el 20 de agosto de 2021. (Foto Prensa Libre: Erin Schaff / The New York Times)

Desde finales de junio hasta mediados de agosto, las tasas de hospitalización de niños y adolescentes en Estados Unidos se incrementaron casi cinco veces aunque permanecen ligeramente por debajo del máximo de enero, reveló un nuevo estudio.

Sin embargo, la vacunación ha marcado una diferencia. Durante la ola de este verano, los investigadores detectaron que la tasa de hospitalización fue diez veces más alta en adolescentes no vacunados que en aquellos ya vacunados. Según un segundo estudio, las hospitalizaciones pediátricas fueron casi cuatro veces más altas en los estados con las tasas de vacunación más bajas que en aquellos con las tasas más altas.

Los estudios, publicados el viernes, no proporcionan respuestas claras sobre si la variante delta causa una enfermedad más grave en los niños que las versiones anteriores del virus. El aumento en las hospitalizaciones pediátricas también podría deberse al alto factor de contagio de la variante.

De hecho, un estudio concluyó que la proporción de niños hospitalizados con enfermedad grave no había cambiado a finales de junio y julio, cuando la variante delta se volvió dominante en Estados Unidos.

Las tasas reportadas en los estudios de los CDC se basan en datos de dos sistemas nacionales de vigilancia e incluyen hospitales en 49 estados y Washington D. C.

En uno de los estudios, los investigadores encontraron que, desde julio, la tasa de nuevos casos de coronavirus aumentó en los niños de 17 años o más jóvenes, al igual que las visitas a la sala de urgencias y las hospitalizaciones relacionadas con el covid-19.

“Vimos que las visitas a la sala de urgencias, los casos y las hospitalizaciones se están incrementando”, dijo David Siegel, doctor y teniente comandante del Cuerpo Comisionado del Servicio de Salud Pública de Estados Unidos y autor principal del artículo. “Podría ser que la variante delta sea más grave o que sea más transmisible, y podría estar relacionado con otros factores, como el uso de mascarillas”.

El estudio también reveló que la cantidad de hospitalizaciones y visitas a la sala de urgencias relacionadas con el covid-19 entre los niños era más de tres veces mayor en los estados con las coberturas de vacunación más bajas en comparación con los estados con altos índices de inmunización, lo que subraya la importancia de la vacunación en toda la comunidad para proteger a los niños. Otros factores importantes que podrían explicar las diferencias regionales incluyen el uso de mascarillas y las medidas de distanciamiento social, indicó el estudio.

El mes pasado, a medida que se propagaba la variante delta, la incidencia de covid-19 en los niños se elevó respecto al inicio del verano, puesto que llegó a 16.2 casos por cada 100 mil niños de 4 años o menos; 28.5 casos por cada 100 mil niños de 5 a 11 años, y 32.7 casos por cada 100 mil niños de 12 a 17 años.

Esas tasas representaron un drástico repunte comparado con el mínimo de junio de 1.7 casos por cada 100 mil niños de 4 años o menos; 1.9 casos por cada 100 mil niños de 5 a 11 años, y 2.9 casos por cada 100 mil niños de 12 a 17 años. Con todo, estuvieron por debajo de la incidencia máxima de casos entre los niños de enero pasado.

Según el estudio de los CDC, la proporción de pacientes menores de 17 años con covid-19 admitidos en unidades de terapia intensiva osciló entre el 10 y el 25 por ciento desde agosto de 2020 hasta el pasado mes de junio y se mantuvo en el 20 por ciento en julio de 2021.

En un segundo estudio, los investigadores analizaron los datos de la red de vigilancia COVID-NET, que incluye información de hospitalizaciones en 99 condados de 14 estados.

Los investigadores hallaron que, a lo largo de la pandemia, o desde el 1.° de marzo de 2020 hasta el 14 de agosto de 2021, ha habido 49.7 hospitalizaciones relacionadas con el covid por cada 100 mil niños y adolescentes.

Pero las tasas semanales se han estado elevando desde julio. Durante la semana que terminó el 14 de agosto, hubo 1.4 hospitalizaciones relacionadas con el covid por cada 100 mil niños, en comparación con 0.3 a fines de junio y principios de julio. (Esta cifra está ligeramente por debajo de la tasa semanal máxima de 1,5 hospitalizaciones por cada 100 mil niños de principios de enero de 2021, durante la ola de casos posteriores a las vacaciones navideñas).

Los índices de hospitalización han aumentado de manera más brusca en los niños que tienen 4 años o menos. En la semana que terminó el 14 de agosto, se registraron 1.9 hospitalizaciones por cada 100 mil niños en ese grupo de edad, casi diez veces más que a fines de junio.

Pero con base en los limitados datos disponibles hasta ahora, no parece que la variante delta esté afectando la incidencia de enfermedades graves o muertes en los niños, pues se han mantenido más o menos estables y relativamente bajas a lo largo de la pandemia.

Entre los niños y adolescentes hospitalizados del 20 de junio al 31 de julio, el 23.2 por ciento fueron admitidos en las unidades de terapia intensiva, el 9.8 por ciento requirió ventilación mecánica y el 1.8 por ciento murió. Estas cifras fueron aproximadamente las mismas que las de los niños hospitalizados antes de que la variante delta se hubiera propagado por todo el país.