Las deslumbrantes imágenes que muestran los paisajes de agua rosada en Francia

La dunaliella salina es el alga que pone el agua en salinos como este caso, algunas en Camargue, Francia.

Publicado el
El fotógrafo y director de arte Paolo Pettigiani, publicó una serie de nuevas fotos de las aguas rosadas naturales en Camargue, Francia. (Foto Prensa Libre: Instagram)
El fotógrafo y director de arte Paolo Pettigiani, publicó una serie de nuevas fotos de las aguas rosadas naturales en Camargue, Francia. (Foto Prensa Libre: Instagram)

Igualando la belleza sin igual de muchos de los lugares más bellos del mundo y a la vez extraños, como el salar de Uyuni en Bolivia, el fotógrafo y director de arte Paolo Pettigiani, ha revelado una serie de nuevas fotos de las aguas rosadas naturales en Camargue, Francia.

El fotógrafo con sede en Turin, continúa de esta manera su serie de instantáneas Infrared, donde juega con el color turquesa y el Pantone de 2019, el Living Coral, que parecen sus tonos favoritos.

Pues ahora la belleza natural de la fascinante agua rosada, coloreada por la microalga dunaliella salina, añade un vibrante contraste dramático y no menos metafórico con el paisaje circundante.

No es la primera vez que Pettigiani sorprende con una gama de fotografías de estas características, llevando al espectador a un escenario casi extraterrestre.

En algunas fotos de esta nueva saga del agua rosada, explora los límites entre la vegetación, arena y el líquido coloreado de forma muy visible, mientras que el tono turquesa del cielo crea una antítesis visual única, ya que, en este caso a diferencia del resto de sus fotos, no hubo Photoshop ni Lightroom de por medio.

El tono rosado vivo se mezcla con los colores creando curvas de color degradado, revelando la exploración del artista que ahora ha sorprendido con este contenido que se hizo viral desde su perfil en Instagram.

Agua rosada, un fenómeno biológico único

Respecto del fenómeno que tiñe el color aparece debido a la dunaliella salina, un tipo de microalga halófila que se encuentra especialmente en los campos de sal marina.

Esta alga rosada puede existir en casi cualquier tipo de cuerpo natural de agua salada y es la principal fuente de nutrición para otro residente común de ese entorno: un camarón minúsculo llamado artémias salina.

La dunaliella salina fue nombrada por Emanoil Teodoresco de Bucarest, Rumania, en honor a su descubridor original, Michel Felix Dunal; quien informó científicamente haber visto el organismo por primera vez en estanques de evaporación salinos en Montpellier, Francia en 1838.

En el caso de las recientes fotos, fueron tomadas en la región natural ubicada al sur de Francia llamada Camargue, al oeste de Provence y al sur de Arles.

El terreno, formado por arenas y grava, está salpicado de lagunas, y actualmente es una zona de abundante fertilidad, gracias a la construcción de diques e instalaciones de riego.

* En alianza con Forbes México, artículo de Giorgio Arturi.

Archivado en:

ForbesFranciaPaísajes