Merkel se va a comer papas fritas durante cumbre europea

La jefa del gobierno alemán Ángela Merkel abandonó el viernes la sede de la cumbre europea de Bruselas para ir a comer unas papas fritas a un famoso puesto callejero cercano.

Usuarios de las redes sociales compartieron la imagen de la canciller alemana disfrutando de las papas fritas. (Foto: Twitter).
Usuarios de las redes sociales compartieron la imagen de la canciller alemana disfrutando de las papas fritas. (Foto: Twitter).

La líder mas poderosa de Europa decidió salir a tomar el aire tras horas y horas de negociaciones casi ininterrumpidas y se acercó con sus guardaespaldas a la Maison Antoine, un famoso puesto de Bruselas descrito como una “verdadera institución” por una fuente diplomática alemana.

Merkel debía tener hambre, porque la comida de trabajo informal de los líderes europeos se fue retrasando todo el día hasta las 20 hora local.

La culpa fueron las intensas negociaciones para ofrecer al primer ministro británico David Cameron un acuerdo para que el Reino Unido no se vaya del bloque.

“No habíamos comido en todo el día”, dijo la fuente diplomática alemana. “La canciller no quería tampoco comer demasiado”  porque la cena de trabajo estaba pendiente.