Mueren 42 migrantes al naufragar barco en costas de Egipto

Al menos 42 personas murieron el miércoles en el naufragio de un barco cargado de migrantes procedente de las costas de Egipto, informaron dos responsables del ministerio de Salud egipcio.

Publicado el

Archivado en:

Egipto
En lo que va de 2016, más de dos mil personas murieron en el Mediterráneo tratando de llegar a las costas europeas. (AFP).
En lo que va de 2016, más de dos mil personas murieron en el Mediterráneo tratando de llegar a las costas europeas. (AFP).

“El balance actual es de 42 muertos y cinco heridos”, dijo el portavoz del ministerio de Salud, Jaled Megahed, mientras que un anterior balance daba cuenta de 10 fallecidos y tres heridos, así como del rescate de 150 personas.

Otro responsable, Adel Jalifa, dijo que entre los fallecidos había egipcios, sudaneses y “de otras nacionalidades africanas que no podemos determinar”.

Fue un pesquero el que avisó sobre el naufragio de la embarcación, en la que viajaban unas 600 personas, aunque varios medios nacionales han rebajado esta cifra hasta trescientos.


Las operaciones de rescate continuaban para tratar de encontrar a otros eventuales pasajeros de esta embarcación de migrantes, que naufragó cerca de Rosetta, en el norte de Egipto, indicaron responsables de la policía a la AFP.

La embarcación partió de un punto entre Rashid y Baltím, donde la costa no está poblada y presenta una geografía complicada, con zonas de secano y lagunas, en la región del delta del Nilo.

En la operación de salvamento participan las fuerzas de la Marina egipcia y buzos y el primer ministro, Sherif Ismail, ha asegurado que se han puesto a disposición de los equipos de salvamento todos los medios disponibles para acelerar las operaciones de rescate.

Desde esta área suelen partir barcos que trasladan ilegalmente a los emigrantes, la mayoría de ellos con rumbo a las costas italianas, aunque en algunos casos se dirigen primero a Libia.

Precisamente, de esa misma zona intentaron salir hace una semana 440 emigrantes de distintas nacionalidades, que fueron detenidos por las autoridades egipcias a bordo de dos embarcaciones.

Las Fuerzas Armadas informaron en su momento de que 198 emigrantes y siete tripulantes fueron detenidos a bordo de un pesquero, al norte de la localidad de Al Borolos, ubicada también cerca de Baltím.


Otras 242 personas y cinco miembros de la tripulación fueron detenidos a bordo de otra embarcación en la costa de la ciudad de Ras al Hikma.

Según el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), más de 300 mil migrantes cruzaron el Mediterráneo en el 2016 para llegar a Europa, principalmente a Italia.

Más de 10 mil migrantes han perdido la vida en el Mediterráneo en su camino hacia Europa desde el 2014, de los que más de dos mil 800 murieron en el 2016, señaló ACNUR a principios de junio.

La agencia europea de control de fronteras, Frontex, manifestó en junio su preocupación por el número creciente de migrantes que intentaban llegar a Europa realizando una travesía “muy peligrosa” desde Egipto.
 
“Egipto está empezando a convertirse en un país de salida”, dijo el jefe de Frontex, Fabric Leggeri, en una entrevista con el grupo de comunicación Funke, que agrupa a varios periódicos regionales alemanes, el pasado junio.

“El número de trayectos cubiertos por barcos desde de Egipto hacia Italia ha alcanzado los mil (por lo menos) este año”, afirmó.

Tras el cierre de la ruta de los Balcanes, muy utilizada por los migrantes en dirección a los países del norte de Europa y el acuerdo entre la UE y Turquía para frenar las llegadas, los migrantes buscan alternativas para llegar al Viejo Continente.

Libia, vecina de Egipto, con mil 770 kilómetros de costa, se ha convertido en un centro de operaciones para la migración clandestina a falta de un control rígido de fronteras.