Nueva Delhi, envuelta en una niebla tóxica tras fiesta de “navidad”

Nueva Delhi estaba envuelta este lunes en una niebla tóxica, después de la fiesta hindú del Diwali, durante la cual es costumbre quemar fuegos artificiales, una especie de “navidad hindú”.

Publicado el
Indios transitan por una calle en medio de una espesa neblina tóxica, un día después de la celebración del Diwali, "la navidad hindú". (Foto Prensa Libre: EFE).
Indios transitan por una calle en medio de una espesa neblina tóxica, un día después de la celebración del Diwali, "la navidad hindú". (Foto Prensa Libre: EFE).

Una espesa humareda impedía la visibilidad, asomando incluso en el interior de los hogares y en los túneles del metro, después de los petardos y fuegos artificales quemados la noche anterior.

Por primera vez en la capital india, el récord de 1.000 microgramos de partículas finas por metro cúbico de aire fue superado en un barrio del sur, el RK Puram. El dato es 10 veces superior a los máximos recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Si bien las concentraciones contaminantes disminuyeron con el paso de la noche, por la mañana seguían por encima de los 700 microgramos por metro cúbico en varios barrios dela capital.


La fiesta hindú de las luces —Diwali— es conocida por ser muy contaminante debido a los petardos.

El aire contaminado supone un “serio riesgo” de problemas respiratorios para los habitantes de Nueva Delhi, advirtieron las autoridades, que aconsejaron evitar las actividades físicas al exterior.

La calidad del aire de Delhi se ha degradado en los últimos años, debido a la rápida urbanización y a las emisiones industriales.

“Tengo los ojos irritados, toso y me cuesta respirar”, explicó Dharmendra, un estudiante de Delhi de 18 años que como muchos indios, sólo utiliza un nombre. Por la contaminación, informó, “estos días no salgo tanto a la calle”.

El lunes se recomendó a los vecinos de Nueva Delhi que se quedaran en interior, y se emitieron advertencias sanitarias para jóvenes, ancianos y personas con problemas respiratorios o cardiacos. Las autoridades informaron que los altos niveles de polución habían empeorado por las quemas que siguen en marcha de rastrojos en campos de cultivo de los vecinos estados de Punjab y Haryana.

“Los niveles de contaminación suben cada invierno, y estamos empezando a ver los indicios”, explicó Anumita Roy Chowdhury, directora ejecutiva del Centro para la Ciencia y el Medio Ambiente, una organización de cabildeo e investigación en Delhi. Algunos estudios locales indican que hasta un tercio de los niños de Delhi tienen insuficiencia respiratoria y problemas como asma, informó. “Esto señala a un desastre sanitario”.

“La situación de gravedad por el nivel de calidad del aire en Delhi se mantendrá hasta mañana por la mañana y a partir de ahí la calidad del aire mejorará significativamente, aunque se mantendrá muy pobre”, afirmó a Efe Gufran Beig, director del organismo público SAFAR encargado de monitorizar la calidad del aire en la India.

Según Beig, en el caso de la capital india, la peligrosa calidad del aire se vio agravada por una intensidad del viento inferior a 1 kilómetro/hora, y recomendó que en lo posible la gente “se mantenga en el interior de las viviendas y no haga esfuerzos excesivos”.
India-Air-Pollution_23524772.jpg
La contaminación supone riesgos sanitarios mucho mayores para los niños que para los adultos. Los niños respiran al doble de velocidad, y toman más aire en proporción con su peso corporal, mientras que sus cerebros y sistemas inmunes siguen en desarrollo y son vulnerables.

Desde que fue identificada hace unos pocos años como una de las ciudades más contaminadas del mundo, Nueva Delhi ha intentado limpiar su aire. Ha prohibido el tráfico de camiones de mercancías en la ciudad, exigido a los conductores que compren vehículos nuevos que cumplen estándares más exigentes sobre las emisiones y realizado para semanas de control de tráfico experimental para limitar el número de autos en las carreteras, pero otras fuentes de polución, como el polvo de construcción y fuegos encendidos para cocinar con madera o queroseno, continúan sin cortapisas.

La ciudad lanzó la semana pasada una aplicación para celulares llamada “Change the Air”, invitando a los vecinos a enviar fotografías y quejas sobre fuentes ilegales de contaminación, como la quema de hojas y basura en parques públicos o equipos de construcción que trabajan sin medidas de control de polvo.

  • ABAJO | Galería de fotos, Nueva Delhi amanece en medio de nube tóxica

Una semana antes de la próxima ronda de conversaciones sobre cambio climático, que tendrán lugar en Marruecos del 7 al 18 de noviembre, Unicef publicó este lunes un estudio sobre el peligro de la contaminación atmosférica para la salud de los niños.

Igual que la Navidad en Occidente, en la India, se queman millones de fuegos artificiales. (Foto Prensa Libre: AFP).

Unos 300 millones de niños en el mundo viven en lugares con contaminación atmosférica causante de daños físicos serios, incluyendo problemas de desarrollo cerebral, según Unicef.

Celebración especial

La India celebra el Diwali, una de las festividades más importante del país y una especie “navidad hindú”, en donde las principales calles, los comercios e incluso las casas particulares de Nueva Delhi son engalanadas con guirnaldas y un alumbrado similar al que lucen otras ciudades del mundo durante el periodo navideño para conmemorar el Diwali, conocido como el festival de la luz.

El país asiático se ilumina con velas, bombillas, petardos y fuegos artificiales para celebrar el triunfo del bien sobre el mal rememorando la victoria de Rama, el dios más popular entre los hindúes, contra un demonio.

Indios en Nueva Delhi celebran el Diwali con la quema de fuegos pirotécnicos. (Foto Prensa Libre: EFE).

Según el relato mitológico, Rama se enfrentó al diablo en la isla de Lanka (la actual Sri Lanka) para recuperar a su esposa, a quien éste había raptado, y en su camino de regreso a casa fue ayudado por el pueblo de India, que con lámparas y velas iluminó y le indicó su recorrido.

“Se trata de una celebración íntima en la que familia y amigos se reúnen para intercambiar dulces y regalos y rezan para que el próximo año sea próspero”, explicó a Efe Arvind Trivedi, de 50 años y vecino de Nueva Delhi.

Además de esa vertiente íntima y familiar, el Diwali se celebra en la vía pública con la explosión de petardos y el lanzamiento de fuegos artificiales, una práctica altamente contaminante y que dispara las ya de por si elevadas cotas de contaminación del país.

Un guardia de seguridad vigila en medio de la neblina tras la celebración del Diwali en Nueva Delhi, la India. (Foto Prensa Libre: EFE).
Una mujer quema pólvora junto a su hija en Nueva Delhi. (Foto Prensa Libre: AP).