Papa Francisco señala que llegó la hora de dejar de “contaminar y saquear” al planeta

Papa Francisco reconoció “que se han formado varios movimientos internacionales y locales para despertar las conciencias” sobre la necesidad de defender el medio ambiente.

El papa latinoamericano desea pasar a la historia como un pontífice medioambientalista. (Foto Prensa Libre: EFE)
El papa latinoamericano desea pasar a la historia como un pontífice medioambientalista. (Foto Prensa Libre: EFE)

El papa Francisco reconoció este miércoles que el hombre “ha contaminado y saqueado” la tierra, por lo que elogió a los movimientos y jóvenes de todo el mundo que se movilizan y “salen a las calles” para salvar el planeta.

Durante la audiencia, celebrada desde la biblioteca privada del palacio apostólico por la pandemia de coronavirus, el papa se refirió a la 50 Jornada Mundial de la Tierra que se festeja este miércoles y a los desafíos que implica junto con la emergencia sanitaria mundial.

“El hombre por egoísmo ha fallado en su responsabilidad como custodio y administrador de la tierra. La hemos contaminado y saqueado, poniendo en peligro nuestras vidas. Hemos fallado en la protección de la tierra, nuestra casa jardín” lamentó el papa.

“Hemos pecado contra la tierra, contra nuestro prójimo y, en última instancia, contra el Creador”, agregó.

El pontífice argentino considera que “sólo juntos y ayudando a los más débiles podemos superar los desafíos globales” actuales.

Francisco reconoció “que se han formado varios movimientos internacionales y locales para despertar las conciencias” sobre la necesidad de defender el medio ambiente.

“Será necesario que nuestros hijos salgan a las calles para enseñarnos lo que es obvio, es decir, que no hay futuro para nosotros si destruimos el medio ambiente que nos sostiene”, instó.

El papa latinoamericano, quien desea pasar a la historia como un pontífice medioambientalista, llamó de nuevo a “una conversión ecológica, que se exprese en acciones concretas”, dijo.

“Como una familia única e interdependiente, necesitamos un plan compartido para evitar las amenazas contra nuestra Casa Común. La interdependencia nos obliga a pensar en un mundo, en un proyecto común”, recalcó.

No frenará calentamiento global

La paralización del transporte y de buena parte de la actividad industrial por la crisis del COVID-19 supondrá un descenso aproximado del 6 % de las emisiones de CO2 este año, algo insuficiente para frenar el cambio climático, vaticinó hoy la Organización Meteorológica Mundial (OMM), que confirmó que el lustro 2015-19 fue el más cálido del que se tiene registro.

El secretario general del organismo, Petteri Taalas, lanzó esta advertencia al presentar el informe con el que la OMM celebró el Día de la Tierra, en el que se confirmó que el lustro 2015-19 fue el más cálido del que se tiene registro, con una temperatura media global 1,1 grados superior a la de la era preindustrial.

“Se estima que este año podría haber una caída del 6 por ciento en las emisiones de dióxido de carbono (principal gas causante del calentamiento global), pero según el Acuerdo de París el descenso debería ser del 7 por ciento, y prolongarse durante décadas”, explicó el experto finlandés.

“La caída de emisiones, desafortunadamente, será a corto plazo, y probablemente se regresará a las cifras anteriores el próximo año, o incluso podría haber un repunte de la contaminación”, subrayó.

El máximo responsable de la OMM, agencia dependiente de Naciones Unidas, apuntó que en todo caso la actual crisis podría tener algún efecto positivo en la lucha contra el cambio climático, al mostrar a la comunidad internacional que se puede trabajar conjuntamente por un interés común y de urgente resolución.

“El COVID-19, espero, enseñará al mundo la importancia de los esfuerzos internacionales ante grandes retos”, subrayó, matizando que mientras la pandemia es un problema “a corto plazo y con efectos económicos que durarán varios años” el cambio climático es una emergencia mucho más duradera.