Pastor causa revuelo al pedir más ofrendas para “acelerar la llegada de Jesús”

El estadounidense Jesse Duplantis ya estuvo en medio de la polémica por exigirle a sus feligreses que le compraran un avión privado.

Publicado el

Archivado en:

EEUUpastorReligión
Jesse Duplantis, en plena prédica televisada. (Foto: @Lasnoticiascol/Twitter)
Jesse Duplantis, en plena prédica televisada. (Foto: @Lasnoticiascol/Twitter)

El polémico pastor estadounidense Jesse Duplantis sigue dando de que hablar por una peculiar solicitud que les hizo a sus fieles.

El fundador de la congregación evangélica Jesse Duplantis Ministries, en Luisiana, Estados Unidos, cree que “Jesús no ha regresado a la Tierra” por un motivo muy singular.

El pastor les exigió a sus seguidores que dieran más dinero, porque la falta de donaciones a su iglesia “es lo que ha retrasado la venida de Cristo”.

Para ello, en plena transmisión por la televisión, relató un pasaje de la Biblia en el que asegura que las ofrendas apresuraban el día de la llegada de Cristo, según una publicación de Perú21.

“La razón por la que Jesús no ha venido es porque la gente no está dando de la manera que Dios les dijo que dieran. Cuando entiendes, puede acelerar el tiempo”, refirió el pastor en un evento religioso para recaudar fondos.

Duplantis organizó una maratón televisiva de cuatro días para la construcción de los nuevos Estudios Victory.

Tras la osada petición, las redes estallaron tanto a favor como en contra del líder religioso.

Duplantis ya ha estado en la polémica por sus peculiares peticiones: en 2018 les solicitó a sus feligreses US$54 millones para comprarse un avión privado “para llevar la Palabra de Dios a todo el mundo”.

Dijo que Dios le había ordenado comprar la aeronave, pero no con su dinero.

Le puede interesar: Exsecretaria nazi de 96 años se escapa de casa hogar

“Si el Señor Jesucristo estuviera físicamente en la Tierra hoy, no estaría montado en un burro; estaría en un avión, volando por todo el mundo”, sentenció.

Pero más recientemente, fue criticado por haber dejado en el abandono a cientos de sus feligreses tras el desastroso paso del huracán Ida.