¿Podría quedarse en EE.UU. el hombre que viajó en las llantas de un avión desde Guatemala?

El hombre que viajó el sábado en las llantas de un avión de Guatemala a Miami fue detenido por las autoridades estadounidenses después de ser atendido en un hospital.

Publicado el

Archivado en:

aviónMiami

Hasta ahora, las autoridades estadounidenses no han revelado ni el nombre, ni la nacionalidad del hombre que fue descubierto en el compartimiento del tren de aterrizaje de un Boeing 737 que viajó desde Guatemala a Miami.

Lo que sí está confirmado es que el hombre fue arrestado, luego que la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) emitiera un comunicado en el que se asegura que la detención fue por “intentar evadir la detección en el comportamiento del tren de aterrizaje de una aeronave proveniente de Guatemala”.

Mientras tanto, las autoridades guatemaltecas se negaron a brindar información preliminar sobre lo ocurrido o la manera en que este hombre habría evadido los controles de seguridad para abordar el avión que partió del aeropuerto internacional La Aurora.

Según la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) no se dará información para no “entorpecer las investigaciones” y  “no se proporcionará un informe preliminar quedando a la espera de lo que emane de ellas”.

¿Podría quedarse en Estados Unidos?

Debido a que por ahora se desconoce oficialmente la identidad y estado de salud del hombre, no se puede saber si será expulsado de Estados Unidos de inmediato o seguirá otro proceso legal.

El hombre tiene la posibilidad de solicitar asilo, pues ya existe un caso como precedente.

En agosto de 2019, un ciudadano cubano llamado Yunier García llegó escondido en la bodega de carga de un avión que llegó al aeropuerto de Miami procedente de La Habana, Cuba.

Se trataba de un trabajador del aeropuerto Internacional José Martí de Cuba. Casi de inmediato se hicieron recolecciones de firmas y peticiones en línea para pedir que se le concediera quedarse en Estados Unidos.

Fue arrestado en el momento que fue descubierto, pero luego solicitó asilo político. Permaneció más de un mes en prisión, pero luego su solicitud fue concedida pues se consideraba que podría sufrir represalias si volvía a su país.

Finalmente, pudo encontrarse con sus familiares en Atlanta, Georgia.

El caso actual podría ser diferente, debido a que por ahora se desconoce la nacionalidad del hombre y las razones exactas por las que decidió tomar el riesgo de viajar como polizón.