¿Qué son los mortales gases químicos usados en Siria?

El reciente ataque contra sirios con supuestas armas químicas deja más de medio centenar de muertos. 

Publicado el
Un niño sirio recibe atención tras el supuesto ataque con armas químicas. (Foto Prensa Libre: EFE)
Un niño sirio recibe atención tras el supuesto ataque con armas químicas. (Foto Prensa Libre: EFE)

Más de medio centenar de personas murieron este martes en un supuesto bombardeo químico en la localidad de Jan Shijún, en el norte de Siria, del que tanto el gobierno de Damasco como la oposición se han culpado mutuamente.
El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó de 58 fallecidos, entre ellos once menores, y de decenas de heridos por el ataque de aviones no identificados contra Jan Shijún, en el sur de la provincia septentrional de Idleb.
Por su parte, la Defensa Civil Siria, que presta servicios de rescate en áreas fuera del control de las fuerzas gubernamentales, afirmó que hubo 50 muertos y 250 heridos, la mayoría niños y mujeres.
Ambas fuentes destacaron que los heridos presentaban síntomas de asfixia, vómitos, espasmos y algunos echaban espuma por la boca.
Grupos de oposición y activistas aseguran que gases tipo cloro y sarín fueron utilizados en el ataque, uno de los más mortíferos con este tipo de químicos.

Gases sarín y cloro 

Según un reporte de la cadena BBC, “Se trata de un líquido transparente, incoloro y sin sabor, que se convierte rápidamente en vapor. Los agentes nerviosos son mortales y mucho más fuertes que los venenos como el cianuro. Una cantidad tan pequeña como para caber en la cabeza de un alfiler puede ser fatal en menos de dos minutos. La muerte generalmente ocurre dentro de un cuarto de hora de la exposición al vapor”.


El artículo también describe los nefastos efectos del químico:
“La exposición también puede ocurrir si la piel está expuesta al agente en forma líquida. Alguien que ha estado expuesto al sarín puede desarrollar una gran variedad de síntomas, que incluyen: mocos, baba, dolor en los ojos, visión borrosa, problemas respiratorios, náuseas, vómitos, diarrea, y convulsiones. En casos extremos, después de convulsiones y fallos respiratorios sigue la muerte”.
En el caso del gas cloro, causa reacciones similares que el gas sarín, aunque menos letales. Este “es un elemento químico que se empleó durante la Primera Guerra Mundial y recientemente se ha usado también en la guerra en Siria, por parte del régimen de Bachar al Asad. Está prohibido internacionalmente en virtud de un acuerdo sobre armas químicas de 1997”, dice un artículo de RCN noticias.

Señalamientos

Turquía atribuyó este martes al régimen de Bachar al Asad la autoría del supuesto ataque con armas químicas contra la localidad siria de Jan Shijún, y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, llamó a su homólogo ruso, Vladímir Putin, para calificar la masacre de “inaceptable”.
Sin embargo, el gobierno sirio afirmó que ha cumplido con todas sus obligaciones con la Convención para la Prohibición de Armas Químicas.
Una fuente del Ministerio sirio de Asuntos Exteriores aseguró en un comunicado, publicado por la agencia de noticias oficial SANA, que losgrupos terroristas armados y sus patrocinadores se han inventado los sucesos en Jan Shijún para acusar el Estado sirio.


En tanto, Estados Unidos confirmó el ataque con armas químicas en Siria, al que calificó de “condenable”  e intolerable“, en tanto atribuyó la responsabilidad del mismo al régimen de Bachar al Asad.
El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo que el presidente Donald Trump había sido informado ampliamente del ataque, y señaló que “es del mayor interés para los sirios que Asad no gobierne el país”.
También el gobierno alemán pidió al Consejo de Seguridad de la ONU que adopte una posición clara si se confirma la responsabilidad del régimen de Bachar el Asad en el ataque con gas venenoso.
Varias personas tratan de identificar los cuerpos de las víctimas de los ataques en Siria. (EFE)

Principales ataques con armas químicas

23 de julio de 2012: el régimen sirio admite por primera vez poseer armas químicas y amenaza con utilizarlas en caso de intervención militar occidental, pero no contra su población.
El 20 de agosto, el entonces presidente estadounidense Barack Obama afirma que recurrir a tales armas, o incluso apenas desplazarlas, supondría atravesar una “línea roja”.
21 de agosto de 2013: Ataque de las fuerzas del régimen en la Ghuta oriental y en Muadamiyat al Sham, en torno a la capital, sectores en manos de los rebeldes. La oposición acusa al régimen, que desmiente haber perpetrado el ataque con gases tóxicos.
A fines de agosto, Estados Unidos afirma tener la “clara certidumbre”  de que el régimen es responsable del ataque que dejó, según Washington, al menos 1.429 muertos, entre ellos 426 niños.
2 de agosto de 2016: El Observatorio Sirio de Derechos Humanos  (OSDH) menciona 24 casos de asfixia en la ciudad rebelde de Saraqeb, a 50 km al sur de Alepo.
El 28 de febrero de 2017, Rusia y China impusieron su veto a una resolución de la ONU que prevé sanciones contra Siria por uso de armas químicas.