Sputnik V: La OMS promete que volverá a examinar la vacuna rusa contra el covid-19

La Organización Mundial de la Salud (OMS) debería retomar pronto su examen de Sputnik V, la vacuna rusa contra el covid-19, explicó el jueves 7 de octubre un responsable de esta agencia de Naciones Unidas.

Publicado el
La OMS volverá a examinar la vacuna rusa  Sputnik V. (Foto Prensa Libre: EFE)
La OMS volverá a examinar la vacuna rusa Sputnik V. (Foto Prensa Libre: EFE)

La OMS solo validó, de momento, las vacunas de Pfizer/BioNTech, Moderna, Sinovac y Sinopharm, además de algunas versiones de la desarrollada por AstraZeneca.

Sputnik V empezó el proceso de homologación por parte de la OMS a principios de año, pero este “quedó suspendido ya que faltaban algunos trámites jurídicos”, dijo en una rueda de prensa la doctora Mariangela Simao, encargada del acceso a medicamentos de la OMS.

Simao no precisó, sin embargo, de qué trámites se trataba.

“Estoy contenta de decirles que las negociaciones con el gobierno ruso sobre este problema están a punto de resolverse”, anunció.

“Aún nos deben aportar algunas informaciones y también quedan pendientes las preguntas sobre la finalización de las inspecciones en los distintos centros de producción en Rusia, pero me satisface decirles que el proceso está a punto de empezar”, añadió.

Además: Sputnik V: Cuales fueron los métodos que cambió para ajustarse a las normas de la EMA

Si bien los estudios confirman una elevada eficacia, la Unión Europea y la OMS aún no aprobaron el uso de la sustancia inmunizante rusa, utilizada en varios países de América Latina.

Camino cuesta arriba

Recientemente se conoció que el gobierno de Rusia analiza incorporar algunas de las vacunas contra el covid-19 fabricadas en Occidente para acelerar la campaña de vacunación, en medio de atrasos con la fabricación de la Sputnik V y la resistencia de los rusos a ser inoculados con ese fármaco.

Una encuesta en marzo último reveló que solo el 30 por ciento de los rusos estaba dispuesto a ponerse la Sputnik V por varias razones, entre ellas el miedo a los efectos y a las pocas pruebas.

Esto causó una oleada de rusos que salieron del país en busca de otros fármacos.

Mientras el Gobierno de Guatemala celebra dosis de vacunas rusas contra el covid-19 recibidas por adquisición o por donaciones y por las cuales el país pagó en total al Fondo Ruso de Inversión Directa US$80 millones por ocho millones de dosis de vacunas, el Kremlin analiza la importación de biológicos occidentales como Pfizer y Moderna, así como también las chinas de Sinopharm y Sinovac.

Originalmente, en abril pasado, el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social guatemalteco había adquirido el doble de dosis de vacunas Sputnik V en una transacción que implicó el pago por adelantado de la mitad del monto absoluto que rondaba los US$160 millones.

Lea también: Rusia afirma que superó todos los obstáculos para registrar la Sputnik V en la OMS

Pero atrasos en la entrega del fármaco y la presión social que exigía las vacunas contra el covid-19 obligaron al Ejecutivo guatemalteco a volver a negociar el contrato con Rusia, por lo que quedó establecido la mitad, tanto del producto como del cargo a desembolsar ya entregado en su totalidad en abril.

Los términos del contrato y el cronograma exacto con Rusia se han manejado con hermetismo por el gobierno guatemalteco, lo que ha causado una serie de protestas de organizaciones sociales y de la oposición.

A esto se suman las denuncias de racionamiento de vacunas en los centros de inmunización, lo que hace retrasar la meta trazada por el gobierno de 10.5 millones de guatemaltecos vacunados.