Suspenden a dos bomberos que llevaron en un camión a bebé con ataque epiléptico a hospital

Un bombero voluntario de Virginia que fue suspendido por llevar al hospital a una bebé en su camión de bomberos dice que no tiene nada de qué arrepentirse.

<span class="hps">Estación de bomberos Voluntario</span> <span class="hps">de Falmouth</span> <span class="hps">en Fredericksburg, Virginia.</span>
Estación de bomberos Voluntario de Falmouth en Fredericksburg, Virginia.

El capitán James Kelley dijo al The Washington Post  que fue impulsiva su decisión de llevar al hospital a la niña de 18 meses, que estaba teniendo un ataque epiléptico.

Otro integrante del departamento de bomberos voluntarios, el sargento Virgil Bloom, también fue suspendido por el uso de un camión de bomberos para tareas de salvamento que no tiene licencia.

Los padres de la niña dicen que los bomberos son héroes, y que  “se sienten apenados por las consecuencias que le han ocurrido a estas dos personas.

Simplemente tenían el mejor interés para el cuidado de nuestra hija“, dijo Brian Nunamaker., padre de la menor .

Estamos muy agradecidos por las decisiones que tomaron.

Ellos han recibido un enorme apoyo en una página de Facebook creada para pedir que sean reinstalados en sus trabajos.       

Kelley dijo que no estaba al tanto de que no podía usarse un camión de bomberos para transportar a alguien en caso de urgencia médica, pero que decidió usar el vehículo porque no estaba claro cuándo llegaría una ambulancia.

Él y Bloom estaban a tres minutos del hospital más cercano.