Trump ataca a inmigrantes de ser una amenaza terrorista en EE.UU.

El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, atacó el jueves durante un acto de campaña a los inmigrantes que, según él, representan una amenaza terrorista para el territorio estadounidense, citando a varios países de mayoría musulmana.

Archivado en:

Estados Unidos
Donald Trump habla durante un mitín en Merrill, Portland, Maine.(Foto Prensa Libre:AP).
Donald Trump habla durante un mitín en Merrill, Portland, Maine.(Foto Prensa Libre:AP).

“Cientos de refugiados, que vienen de territorios y de los países más peligrosos de la tierra no? Hay que poner fin a esta práctica”, dijo en Portland, Maine, en el noreste de Estados Unidos.

“Dejamos entrar a personas que vienen de países terroristas y que no deberían tener este derecho, porque no podemos controlarlos”, reiteró el candidato republicano.

“No sabemos nada de ellos, esto podría ser el caballo de Troya más grande de todos los tiempos”, añadió.

El empresario ha recurrido desde el año pasado a la imagen del caballo de Troya para denunciar la acogida de refugiados sirios en Estados Unidos. Pero este jueves atacó a una categoría más grande, al referirse a los inmigrantes procedentes de países con mayoría musulmana, tomándose el tiempo de mencionar casos particulares censados en una hoja.


Donald Trump citó el caso de un estudiante marroquí detenido en Estados Unidos por intentar cometer un atentado, y el de un refugiado de Uzbekistán perseguido por haber intentado formar a reclutas en la fabricación de bombas.

“Estamos tratando con animales”, dijo Trump.

El candidato también evocó las detenciones o las condenas de personas originarias de Siria, Somalia, Afganistán, Filipinas, Irak, Pakistán y Yemen. Recordó la existencia de un sector yihadista en el seno de la comunidad somalí de Minnesota, y lamentó que Estados Unidos haya acogido como refugiados a los hermanos Tsarnaev, responsables en el 2013 del atentado en el maratón de Boston.

“Ustedes tienen la opción entre ser inteligentes, astutos y duros o ser muy, muy tontos y ciegos”, declaró Donald Trump.

 “Hillary Clinton quiere acogerlos por centenas de millares”, aseguró a sus partidarios.

Trump insiste en unidad

La campaña del candidato republicano a la Presidencia de EEUU, Donald Trump, insistió el jueves en la unidad que existe en torno al magnate, pese a los desencuentros con algunos líderes del partido, y destacó el récord de recaudación de fondos y donaciones alcanzado en julio.

“El apoyo al señor Trump está ahí” , defendió su jefe de campaña, Paul Manafort, en una entrevista con la cadena ABC en la que resaltó que ayer, en pleno mes de agosto, el candidato congregó a miles de personas en los mítines que dio en Florida.


Durante esos mítines, el propio Trump aseguró que su campaña está “más unida que nunca”  y que lo están haciendo de una forma “increíble” .

Por primera vez en este ciclo electoral, Trump logró en julio acercarse a las cifras de recaudación de la candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, gracias sobre todo al aumento de las pequeñas donaciones.

Según divulgó este miércoles la campaña del magnate, en julio se llegó a los 80 millones de dólares frente a los 90 millones que sumó Clinton.

Desde este miércoles tanto Trump como sus colaboradores más cercanos están negando que la campaña esté en crisis o sumida en el caos, ante las informaciones sobre el aumento de la frustración y el enfado entre muchos líderes republicanos a causa de las actitudes erráticas e impredecibles del magnate.

Varios medios han señalado que altos funcionarios del partido están explorando incluso cómo reemplazar a Trump si el magnate renuncia a la candidatura presidencial, un proceso contemplado en las reglas del Comité Nacional Republicano  (RNC) y que estaría en manos de los 168 miembros de ese organismo.

No obstante, no existe ningún mecanismo para forzar al candidato a renunciar a la nominación y hasta ahora Trump no ha dado ninguna señal de estar pensando en abandonar la carrera por la Casa Blanca.

Trump ha protagonizado sucesivas polémicas desde el inicio de su campaña, en junio de 2015.

Pero su enfrentamiento con los padres musulmanes de un soldado estadounidense muerto en Irak y su negativa a respaldar al presidente de la Cámara Baja, Paul Ryan, que se enfrenta a elecciones primarias en su estado este mes para renovar su escaño, han agotado la paciencia de varios líderes del partido.

Estas últimas salidas de tono pueden haber hecho daño a Trump, cuyo apoyo está en el 39 % frente al 49 % de Clinton en el último sondeo a nivel nacional realizado por la cadena Fox y divulgado este miércoles.

Según otras encuestas divulgadas en las últimas horas, Clinton también lidera con ventaja en los estados clave de Pensilvania  (11 puntos por encima de Trump) , Nuevo Hampshire  (15 puntos) y Michigan  (9 puntos) .