Trump sale del hospital para saludar a simpatizantes desde un vehículo

El presidente Donald Trump hizo un breve recorrido en vehículo para saludar a sus simpatizantes, que se concentran cerca del hospital donde se recupera del coronavirus.

Donald Trump saluda desde el vehículo a sus partidarios que se encuentran afuera del hospital militar Walter Reed. (Foto Prensa Libre: AFP)
Donald Trump saluda desde el vehículo a sus partidarios que se encuentran afuera del hospital militar Walter Reed. (Foto Prensa Libre: AFP)

El presidente estadounidense, Donald Trump, contagiado con Covid-19, salió del hospital militar Walter Reed para saludar por sorpresa y desde un vehículo a simpatizantes que se concentran en las cercanías del complejo donde se recupera de la enfermedad.

Trump, con mascarilla y las ventanas cerradas, apareció en uno de los vehículos blindados de su comitiva presidencial y saludó a las personas que se han concentrado fuera del complejo Walter Reed, en Bethesda, Maryland, y que portan banderas con el nombre del presidente y mensajes de apoyo al mandatario, que lleva aquí ingresado desde el viernes por la noche tras dar positivo por la COVID-19.

Dos agentes del servicio secreto, también con mascarillas, le condujeron en esta breve salida del hospital.

El viaje no fue anunciado y ni siquiera el grupo de periodistas de la Casa Blanca que hace guardia para informar sobre el presidente fue avisado con antelación.

Trump anunció su salida en un video en Twitter un poco después de las 16 horas: “Vamos hacer una pequeña visita sorpresa a algunos de los patriotas que están en la calle, que llevan ahí mucho tiempo, con banderas de Trump y que aman nuestro país”.

“Ha sido un viaje muy interesante, he aprendido mucho sobre la covid. Lo he aprendido yendo a la verdadera escuela. Esta no es la escuela de ‘leamos el libro’. Lo he aprendido y entendido”, aseguró Trump como si su estadía en el hospital estuviera llegando a su fin.

El presidente dijo que ha tenido la ocasión de encontrarse con soldados y personal de emergencias, pese a que un enfermo de covid-19 debería estar en total aislamiento.

Trump ingresó el viernes por la tarde a la suite presidencial del hospital Walter Reed tras dar positivo por la Covid-19 y experimentar una caída en el oxígeno en sangre y fiebre.

Desde el viernes, el presidente ha mejorado, según su equipo médico, y, aunque ha registrado una segunda caída en sus niveles de oxígeno, sólo ha mostrado síntomas leves.

Los médicos que lo atienden aseguraron hoy que el mandatario podría abandonar el hospital el lunes y seguir su tratamiento con antivirales y esteroides en la Casa Blanca.