Ucrania asegura que neutralizó ataques rusos en Kiev y sus alrededores (y otros detalles del segundo día del conflicto)

El ejército de Ucrania informó que repelió un ataque ruso en una arteria principal de la capital de Ucrania y que libraba “duros combates” en otras zonas.

Publicado el
Imagen satelital muestra vehículos y aeronaves apostadas en Bielorrusia. (Foto Prensa Libre: AFP)
Imagen satelital muestra vehículos y aeronaves apostadas en Bielorrusia. (Foto Prensa Libre: AFP)

Las tropas ucranianas combatían el sábado de madrugada (hora local) el avance ruso en Kiev y sus alrededores, instados por el presidente Volodimir Zelenski a resistir la fuerte ofensiva enemiga para hacerse con la capital.

“No podemos perder la capital”, advirtió Zelenski al caer la noche.

El ejército de Ucrania informó luego que repelió un ataque ruso en una arteria principal de la capital y que libraba “duros combates” en una ciudad a 30 km al suroeste donde Rusia intentaba descargar paracaidistas.

“Esta noche, el enemigo va a utilizar todas sus fuerzas para romper nuestras defensas de la forma más vil, dura e inhumana. “Esta noche, van a intentar un ataque”, había avisado Zelenski horas antes.

El aviso pareció cumplirse poco después. Rusia “atacó una unidad militar en la avenida de la Victoria de Kiev, el ataque ha sido rechazado”, indicó el ejército ucraniano en Facebook junto a una fotografía de una columna de humo elevándose en medio de la noche en una zona urbana.

A lo largo de la madrugada, periodistas de AFP escucharon fuertes explosiones en el centro de la capital que, según fuentes militares occidentales, es el principal objetivo de la invasión lanzada el jueves por el presidente ruso Vladimir Putin.

El ejército ucraniano informó también de “duros combates” en Vasilkov, una ciudad a 30 km al suroeste de Kiev donde los rusos “intentan descargar paracaidistas”. Previamente habían informado de la destrucción de un avión de transporte militar IL-76 en esa zona y de un helicóptero y un caza en el este del país.

Civiles armados

La ofensiva rusa provocó la huida de más de 50 mil ucranianos del país, así como cien mil desplazados internos (según la ONU) y más de 100 muertos y centenares de heridos solo en la primera jornada, según los datos ofrecidos entonces por Kiev.

Vladimir Putin llamó al ejército ucraniano a “tomar el poder” y calificó al gobierno de Zelenski de “banda de drogadictos y de neonazis”.

Este respondió con un video delante del palacio presidencial: “Estamos todos aquí, nuestros militares están aquí, los ciudadanos, la sociedad, estamos todos aquí, defendiendo nuestra independencia, nuestro Estado”.

El Ministerio de Defensa ucraniano llamó a la población a resistir. “Pedimos a los ciudadanos que nos informen de los movimientos de tropas, que fabriquen cócteles Molotov y neutralicen al enemigo”, instó.

Por la capital, con aspecto fantasmagórico por la huida de muchos habitantes, son omnipresentes los civiles alistados en las brigadas de “defensa territorial”, identificados con brazaletes amarillos.

“Nunca había tomado un arma en mis manos hasta hoy (…) Intentaremos hacer lo mejor que podamos”, decía Roman Bondertsev en el norte de Kiev.

“Y si me matan, habrá otros dos listos para ocupar mi puesto”, añadió.

El viernes hubo disparos y explosiones en su zona, en el barrio residencial de Obolon, tras una aparente avanzadilla rusa. Periodistas de la AFP vieron un muerto en la acera y ambulancias socorriendo a una persona cuyo vehículo fue aplastado por un blindado.

El ejército ucraniano también informó de combates el viernes en Dymer e Ivankiv, dos localidades situadas a 40 y 80 kilómetros al norte de Kiev, y avances enemigos por el noreste y el este.

Diplomacia bloqueada

Mientras tanto, los países occidentales adoptaron un aluvión de sanciones contra instituciones, empresas y dirigentes rusos, entre ellos Putin, en respuesta a la invasión.

Sin embargo, la diplomacia parece bloqueada.

En el Consejo de Seguridad de la ONU, Rusia vetó una resolución promovida por Estados Unidos y Albania para deplorar “la agresión” contra Ucrania.

La portavoz de la diplomacia rusa, María Zajarova, afirmó que las relaciones entre Moscú y las potencias occidentales se acercan a un “punto de no retorno” y que las sanciones contra Putin son muestra de “impotencia”.

Putin se dijo dispuesto a enviar una delegación a Minsk, capital de Bielorrusia, para negociar con Ucrania. Hungría, miembro de la OTAN cercano a Moscú, ofreció negociaciones en Budapest.

El portavoz de la diplomacia estadounidense, Ned Price, calificó esa propuesta de “diplomacia que se lleva a cabo a punta de pistola, cuando las bombas, los disparos de mortero y la artillería de Moscú apuntan a los civiles” ucranianos.

Lea también: Rusia y Ucrania: qué países respaldan a Moscú y cuáles a Kiev

La OTAN anunció que activará su Fuerza de Respuesta, para reforzar su flanco oriental.

Rusia invadió Ucrania tras exigir que esta exrepública soviética renunciase a entrar en la OTAN y que la alianza transatlántica no se reforzara en sus fronteras.

Sanciones en todos los ámbitos

Tras la ofensiva, la Unión Europea (UE) desbloqueó el jueves un paquete de sanciones “masivas” en los sectores energéticos y financiero e impuso sanciones contra Putin y su canciller Serguéi Lavrov, que imitaron Reino Unido y Estados Unidos.

Zelenski pidió la expulsión de Rusia del sistema de transferencias bancarias SWIFT, pero países como Alemania o Hungría han expresado sus dudas por el miedo a que esa medida provoque problemas en la entrega de gas ruso.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) rechazó el proceso de adhesión de Rusia y cerró su oficina en Moscú.

La respuesta a la invasión también se dejó sentir en el deporte y el mundo de la cultura. La UEFA trasladó la final de la Liga de Campeones de San Petersburgo a París y la Fórmula Uno anuló el Gran Premio de Rusia de este año.

Y Eurovisión indicó que cerraba las puertas del popular certamen de canción europea a representantes del país invasor.

El papa Francisco se reunió con el embajador ruso en el Vaticano y afirmó en Twitter que “toda guerra es una claudicación vergonzosa”.

Estados Unidos aseguró que se encuentra preparado para evacuar al presidente ucraniano de la zona de combate.