Venezuela intenta mostrar su poderío militar ante la “amenaza de una invasión”

Cien mil hombres, con blindados anfibios chinos y jets y misiles rusos, participan desde este sábado en diez días de maniobras militares convocadas por el presidente Nicolás Maduro, en momentos de muy alta tensión con Estados Unidos.

Un S-125 Neva/Pechora plataforma para el lanzamiento de misiles de fabricación rusa, permanece en la sede de los entrenamientos. (Foto Prensa Libre: AFP).
Un S-125 Neva/Pechora plataforma para el lanzamiento de misiles de fabricación rusa, permanece en la sede de los entrenamientos. (Foto Prensa Libre: AFP).

Desembarcos de infantería de marina en zonas de refinerías, prácticas de tiro de brigadas blindadas en el occidente hacia la frontera con Colombia, y ejercicios con sofisticados sistemas antiaéreos conforman las maniobras, informó el ministro de Defensa, general Vladimir Padrino López.

También grupos de trabajadores de industrias básicas (siderúrgicas, refinerías, centrales eléctricas), organizados en “unidades combatientes”, realizaron simulacros de defensa de sus sitios de trabajo y enfrentamiento a “saboteadores infiltrados”, todo profusamente cubierto por la televisión gubernamental.

El general Padrino López, quien además del ministerio de Defensa retiene el cargo de jefe del Comando Estratégico Operacional, unificando el control político y operativo de las fuerzas armadas, precisó que en las maniobras participan 80 mil militares y 20 mil civiles.

“Felicito a la Fanb (Fuerza Armada Nacional Bolivariana), y al pueblo por los ejercicios conjuntos” escribió en twitter el presidente Maduro, y agregó: “Unión cívico militar para seguir teniendo Patria y que nuestra tierra sagrada jamás sea tocada por la bota imperial. ¡Que Viva Venezuela Carajo!!”.

Maduro, a lo largo de sus dos años de gobierno marcados por alta inflación, desabastecimiento y recesion, ha denunciado al menos una decena de complots para golpes de Estado e intentos de magnicidio, en los cuales involucró a la oposición y a Estados Unidos.

La situación se tensó más el lunes tras la orden ejecutiva del presidente Barack Obama, anunciada en la que califica la situación venezolana de “amenaza inusual y extraordinaria”.

vene.jpg

Civiles venezolanos participan en el entrenamiento simulando la defensa del territorio. (Foto Prensa Libre: AFP).

En cuestión de horas Maduro pidió al Legislativo poderes extraordinarios para gobernar por decreto en temas de defensa y seguridad, los que se espera sean aprobados este domingo en segunda y definitiva lectura.

Maniobras en zonas petroleras y fronterizas

Este sábado hay “un ejercicio emblemático (…) en Puerto Cabello con la infantería de marina y su nueva dotación de vehículos anfibios”, dijo el ministro de Defensa.

En esa zona de refinerías, sobre la costa del Caribe y 200 km al oeste de Caracas, realizarán simulacros de desembarco tres mil 200 hombres de la Primera Brigada de Infantería de Marina, con los blindados anfibios chinos recibidos en enero en el marco de una operación calculada en unos US$500 millones.

Padrino López también precisó que la “aviación, junto con la defensa aeroespacial, hacen ejercicios para verificar la operatividad de nuevos sistemas antiaéreos”.

Venezuela recibió en los últimos años sistemas de misiles superficie-aire, especialmente los de fabricación rusa BM-21 Grad (granizo) y en especial el sofisticado BM-30 Smerch (tornado) , con calibre de 300 milímetros y alcance de hasta 90 kilómetros, que se sumaron a los antiguos sistemas de corto alcance Pechora 2M, también rusos.

En otras zonas de los llanos, brigadas de infantería mecanizada, unidades de blindados y cuerpos de artillera realizaron diferentes ejercicios de guerra.

vene-2.jpg

Un anfibio blindado de fabricación china durante el ejercicio militar. (Foto Prensa Libre: EFE).

Ejercicios televisados

Durante toda la jornada la televisión gubernamental transmitió desde múltiples puntos del país imágenes de combates simulados entre blindados, de fragatas de misiles tipo Lupo de origen italiano aprestándose a zarpar de urgencia, o de grupos de trabajadores de refinerías que interceptaban y controlaban a presuntos saboteadores.

En todos los casos generales y contralmirantes responsables de cada juego de guerra fueron entrevistados por cronistas gubernamentales. Todos los oficiales se extendieron en reseñar que gracias a la “unión cívico-militar” habían derrotado a los “invasores”, “imperialistas”, “apátridas” o “desafectos al gobierno”, entre otros calificativos.

Los ejercicios también incluyen a la Guardia Nacional, que se ejercitará “aumentando el adiestramiento para el control interno y para el restablecimiento del orden público”, había explicado el ministro de Defensa.

Unidades de la Guardia Nacional, junto con antimotines de la Polca, realizaron un despliegue permanente en las calles venezolanas entre febrero y mayo de 2014 en ocasión de las protestas opositoras que dejaron un saldo de 43 muertos, entre ellos varios uniformados.