tiempo y destino

Cinco décadas de la revista Estudios de Cultura Maya

Luis Morales Chúa

Gracias a la gentileza de la antropóloga Ana Lucía Morales Ortiz, ha llegado a mis manos, estos días festivos, un ejemplar del volumen 50 de la revista Estudios de Cultura Maya, publicación semestral del Centro de Estudios Mayas, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).  Quiero agradecer ese envío.

No es una publicación reciente, pero su importancia para la cultura guatemalteca radica en la participación de intelectuales de la Universidad del Valle de Guatemala, en esa prestigiosa publicación, de alta proyección internacional.

En el grupo guatemalteco figura Shintaro Suzuki, licenciado en Estudios Hispánicos, de la Universidad Sofia, de Tokio, Japón; tiene una maestría en Antropología Esquelética, de la Universidad Autónoma de Yucatán; es doctor en estudios mesoamericanos, graduado en la UNAM y está adscrito a la Universidad del Valle de Guatemala y a la Universidad de Kanazawa, Japón.

El trabajo de estos académicos guatemaltecos se titula Modelar la cabeza: una tradición mesoamericana milenaria desde el Preclásico hasta la actualidad. Y concluye que “el modelado cefálico intencional fue una costumbre prehispánica ampliamente difundida y profundamente arraigada en la vida cotidiana de los pueblos mesoamericanos, en especial los mayas. Tras su prohibición por la Corona española, esa tradición fue cayendo en el olvido y hoy en día constituye un tema interesante de investigación abordado desde la perspectiva de la bioarqueología, la antropología física y la etnohistoria. La investigación parte de cuestionar este punto: ¿la tradición de modelo cefálico en realidad se extinguió? Y, para responder, los integrantes del grupo —con previo consentimiento de los pobladores— hicieron encuestas y entrevistaron a personas representativas de comunidades rurales, en distintos lugares de Guatemala. Los resultados, dicen, ofrecen “una excelente analogía que vislumbra la continuación y transformación de la tradición prehispánica”.

La revista tiene 349 páginas y presenta doce estudios en profundidad cuyos autores son: Sanja Savkic, serbio; Christophe Helmke, francés; Félix Kupprat, alemán; Shintaro Suzuki, japonés; Pascale Villegas, francesa; Eraldo Medeiros Costa-neto, brasileño; Ana Lucía Morales Ortiz, Carlos Alberto Navarrete Cáceres, Rafael Yon, Adriana Gómez, Andrea Argueta, Sara Quiñonez, Clara Secaira, Paulina Garzaro y Sergio Romero, guatemaltecos; José Alfonso López-Gómez, Ramón Mariaca Méndez, Laura Huicochea Gómez, Benigno Gómez y Gómez, Gabriela Eugenia Rodríguez Ceja, Renzo D’Alessandro, Alma Amalia González, y Javier Gutiérrez Sánchez, mexicanos. El consejo editorial está integrado por M- Charlotte Arnauld, Universidad de París; Andrés Ciudad Ruiz, Universidad Complutense, España; Michela Elisa Craveri, Universidad Católica de Milán, Italia; Piero Gorza, Universidad de Turín, Italia; Nikolai Grube, Universidad de Bonn, Alemania; William Hanks, Universidad de California, Berkeley; Alfonso Lacadena García-Gallo, Universidad Complutense, España; Lourdes Márquez Morfín, Escuela Nacional de Antropología e Historia, México; Carlos Navarrete Cáceres, Instituto de Investigaciones Antropológicas, Universidad Nacional Autónoma de México; Teresa Rojas Rabiela, Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social, México;y Soren Wichmann, Instituto Max Plank, Alemania. Directora de la revista es Lynneth S. Lowe, doctora en estudios mesoamericanos, investigadora del Centro de Estudios Mayas del Instituto de Investigaciones Filológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México.