Fuera de la caja

Acelerarnos económicamente

Qué más pertinente en este tiempo que hablar de la tan ansiada aceleración económica.
Pues no quiero pecar de ingenuo o hiperoptimista, pero después de conversar con los expertos Salvador Paiz y Julio Héctor Estrada me queda claro que es el momento ideal para ser audaces en pensar cómo darle la vuelta a nuestro negocio.

Toca meter el acelerador al fondo, fundamentados en tres pilares:
1. Planificación
2. Cooperación
3. Aprendizaje

¿Te suena demasiado obvio y poco concreto? Déjame ponértelo en otras palabras:

1. Es fácil hundirnos en la desesperación porque el proceso de reactivación tomará por lo menos un año más, así que veamos esto como una maratón, no como un sprint. ¿Qué hacemos para una maratón? Establecemos un entrenamiento de resistencia. Lo mismo debemos hacer ahora. Mientras más rápido decidas tomarte el tiempo para visualizar los meses que vienen y establezcas un plan, más rápido superarás el miedo y la incertidumbre. Por más sombrío que parezca el panorama, debemos enfrentarnos a la realidad y echar mano de toda nuestra creatividad para buscar soluciones innovadoras, aprovechando al máximo las herramientas digitales a tu disposición.

2. Una y otra vez, todos los especialistas de las múltiples áreas que he entrevistado me lo dicen: “No es momento de héroes solitarios, es momento de empoderar equipos, fortalecer relaciones y ampliar círculos de influencia”.
3. Invierte en tu capital intelectual y espiritual para descubrir nuevas opciones y vías alternas que te ayuden a enfocarte en soluciones más que en las abundantes dificultades. Además, invierte en el talento humano que necesitas para fortalecer a tu equipo de trabajo.

Te comparto este consejo de oro que me han dado: Prioriza tu gasto, pero no dejes de invertir, porque tú también eres parte de la economía y contribuyes con el proceso para reactivarla.

Ha sido impresionante la forma en la que he visto que los guatemaltecos hemos sacado la casta para salir adelante.

No hay colonia que no tenga su grupito de whatsapp para apoyarse ofreciendo productos y servicios, lo que, dicho sea de paso, cumple con los tres consejos de reactivación: planificar, cooperar y aprender.
Yo voy en el mismo proceso de reinventarme sobre la marcha. Te entiendo porque no es fácil. Estoy invirtiendo, sacando fuerzas de flaqueza para ser consecuente con lo que siempre he dicho y creo: “Lo mejor está por venir”.
Una de mis estrategias ha sido dar, dar y dar. ¿Cómo? A través de mis redes sociales.

Estoy fortaleciendo mi canal de YouTube con tres programas, uno sobre emprendimiento, otro sobre inspiración y motivación, y el tercero sobre desarrollo de destrezas estratégicas, gerenciales, económicas y de liderazgo.
No me cabe la menor duda de que saldremos adelante y estoy agregando mi granito de arena para que así sea. Te motivo a sumarte al esfuerzo.

¿Qué estás haciendo hoy por hacer realidad tus sueños?