Escenario de vida

Candidaturas con o sin partido político

Vida Amor de Paz vidanicol@gmail.com

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) inició ya la inscripción de los candidatos de partidos políticos y el proceso durará hasta el próximo 17 de marzo, por lo que debemos estar atentos a lo que proyectan.

El panorama luce turbio, puesto que 11 de los 27 partidos políticos se encuentran bajo escrutinio por sospecha de financiamiento electoral ilícito. Otros aspirantes se encuentran en la cuerda floja al avizorar un rechazo rotundo por parte del TSE. Entre ellos la UNE, que se queja de un ataque político. El binomio del partido Valor se defiende ante la Corte Suprema de Justicia para que se le inscriba.

El presidenciable Carlos Cerezo manifiesta en su escrito, enviado a mi correo, que se postula bajo la premisa que la ley otorga a los partidos políticos la facultad de postular, pero no en forma exclusiva como se interpretó anteriormente, sino que el derecho —de postular— es perfectamente compatible con el derecho del ciudadano a optar al cargo sin partido político.
Por lo visto, Cerezo ha decidido entrarle de forma individual y enfatiza que ser candidato sin partido es un ahorro para el pueblo, sin las tradicionales campañas pero contando con estructura en todo el país para que los alcaldes participen con comités cívicos y no necesiten venderse a ningún partido. ¿Pero cómo podría gobernar un presidente sin partido político? Según Cerezo, no tendría compromisos de nombrar a gente solo por ser del partido, sino que escogería a los mejores de todos los sectores para conformar un buen gabinete. Si lo logra, está por verse.

Otra presentación que me enviaron fue la del presidenciable Luis Velásquez, del partido Unidos, quien ha manifestado su deseo de rescatar, reencauzar y desarrollar a Guatemala. Originario de Joyabaj, Quiché, Velásquez resalta que sus dotes principales radican en su experiencia y liderazgo, ofreciendo transparencia, honestidad, valores de la familia y compromiso con la patria. Habiendo trabajado en la administración pública y en la empresa privada, Velásquez pone énfasis en la infraestructura de carreteras, uniendo a todo el país con nuestros hermanos vecinos. Habla de crear infraestructura con seis grandes carreteras, autopistas, puertos y anillos regionales que abarcan ocho departamentos y 50 municipios. Habla de una línea de trenes que conectarán con el resto de Centroamérica. De una política exterior hacia la competitividad. De promover 31 tipos distintos de turismo y de mercadeo de oportunidades de inversión con un desarrollo económico que haga crecer el Producto Interno Bruto en un 7%. Velásquez se enfoca en que los llamados “campesinos” se conviertan en “productores” con una mentalidad distinta para elevar su calidad de vida.

Me falta aún conocer otras propuestas de candidatos como Juan Carlos Eggenberger, de Viva; Alejandro Giammattei y Guillermo Castillo, binomio de Vamos; la del candidato Roberto Arzú, de Podemos y PAN; la del Partido Fuerza, con José Mauricio Radford y Manuel Abundio Maldonado; el Movimiento Semilla, con Thelma Aldana; el Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP) y, por supuesto, Encuentro por Guatemala (EG), entre otros. Subrayo que escribo sobre los dos candidatos que me han enviado sus programas y visión a futuro. Espero que otros también me envíen sus programas y líneas de acción y que sean viables, atractivas para jóvenes, mujeres e indígenas.

Hoy, relájese en la sala de su hogar con su familia y disfrute de Los Secretos Mejor Guardados por Guatevisión, a las 14.30 horas. Una sorpresa le espera.