Fuera de la caja

Características de un buen networker

El networking, más que una estrategia comercial, es un estilo de vida, por lo que debemos desayunar, almorzar y cenar networking; en resumen, hacerlo parte de nuestro diario vivir. ¿Cuándo debo hacerlo? Siempre, ¿Dónde debo hacerlo? En todos los lugares que pueda. ¿Con quién debo hacerlo? Con cualquier persona que te pueda ayudar a lograr tus objetivos. El escritor George Mathew Adams dijo: “No existe un hombre hecho a sí mismo. Estamos compuestos de miles de otros. Todos los que han hecho algo amable por nosotros, o nos han dicho una palabra de aliento, han entrado en la composición de nuestro carácter y nuestros pensamientos, así como nuestro éxito”; por tanto, todos necesitamos de todos para crecer en la vida. En mi experiencia y apoyándome de varios expertos en relaciones humanas y networking, les comparto varias características esenciales para tener éxito en este camino de las relaciones.

1. Ser un buen oyente: Iván Misner, fundador de BNI, y considerado el padre del networking moderno, considera que un buen networker debe escuchar las necesidades e inquietudes de las personas y encuentra oportunidades para ayudarlas. No puede ayudar a otros si no sabe lo que necesita y lo descubre escuchando, hay que descubrir lo que las otras personas quieren.

2. Ser amable: Ya lo decía Dale Carnegie: “El principio más importante para ganar amigos e influir en otros es ser amable. Para poder ser amable necesitas evitar la crítica, la condenación y las quejas sobre otra persona”. La amabilidad es una herramienta que abre muchas puertas. Hay personas que piensan que hay que tratar duro a las personas para lograr resultados. Yo considero que en la relación con los demás siempre hay que tener una sonrisa, un mensaje cordial, un elogio. Haga estos pequeños gestos y verá cómo se amplía su red de networking.

3. Actitud positiva: Una de las primeras cosas que saltan a la vista en una relación personal es la actitud. Personas con una actitud positiva son como un imán, atraen a los demás. Este momento particular que estamos viviendo es una oportunidad increíble para poner a prueba esta actitud. Tener una mentalidad de positivismo, de esperanza y fe, y transmitirla a los demás, hará que muchas personas valoren su amistad, o relación profesional.

4. Ayudar a los demás y hacerlo con un interés genuino: A las personas les gusta relacionarse con individuos que tienen un espíritu colaborativo. En la situación que nos encontramos nuevamente se presenta una gran oportunidad para demostrar nuestra empatía y colaborar con otros. No se trata solo de dar un apoyo económico, puede ser poniendo sus conocimientos al servicio de otros. Keith Ferrazi, en su libro Nunca comas solo, hace el siguiente cuestionamiento: ¿A cuántas personas has hecho exitosas?

5. Busca la manera de hacer sentir a otros importantes: Es importante descubrir las fortalezas de las otras personas que sinceramente admiras, y hacerlo saber. Tal como dice el psicólogo William James: “El principio más profundo en la naturaleza humana es el anhelo de ser apreciado”.
Agradezco a mi padre, Julio Isaías Lemus González, un hombre amable y servicial, quien a través de su ejemplo me inicio en el camino del networking.