Cable a tierra

¡Cómo sirve tener un villano a quien culpar!

Karin Slowing karin.slowing@gmail.com

Publicado el

El LaboratorioDeDatosGt publicó esta semana una actualización de la situación de la vacunación en el país. Al 27 de mayo 2021, se habían administrado 385,591 primeras dosis y 44,334 segundas dosis, para un total de 429,925 dosis administradas, equivalentes al 61% del total de dosis recibidas a la fecha (708,200 dosis), la mayoría, vía Covax. De Sputnik apenas se han recibido 100,000 dosis de las 8 millones ya pagadas, equivalentes a un 1.25% de dosis sobre lo ya pagado (más de Q600 millones); y a un 0.75% del total de 16 millones contratadas. Llevamos semanas escuchando que pronto va a haber un cronograma de entregas; asunto por demás inaudito que no exista y que así haya erogado la mitad de los fondos. Lo que debió ser una garantía de que el país iba a contar con un flujo de suministro de vacuna suficiente y oportuno, resultó, una vez más, en un gran negocio para los rusos y a saber para quiénes más, a costas de dejar en la incertidumbre al pueblo guatemalteco.

Así las cosas, en 3 meses, solo se ha vacunado un 3.7% de la población meta total (según las proyecciones de población del INE). De las personas con mayor riesgo, población de 70 años y más, solamente han vacunado al 24.58%, una cuarta parte. Eso sí, el 80% de los ya vacunados son personas ladinas y hablantes del idioma español y la mayoría (46%) fueron vacunadas en el departamento de Guatemala. No obstante, el marcado capitalocentrismo, y la reproducción estructural de la desigualdad, esto solo equivale al 4% de la población total del departamento, y a un 44.1% de los mayores de 70 años en este territorio. O sea, como que tampoco cuenta como un gran logro.

Por otra parte, se anticipa que las 193 mil dosis todavía disponibles alcanzarán para un par de semanas, dado que el ritmo se ha incrementado en los últimos días porque se están comenzando a aplicar las segundas dosis a las personas que les corresponde. ¡Ojo! Si bien esto es correcto, positivo y necesario, no se amplía la cobertura poblacional que, como mínimo, debe alcanzar al 70% de la población total con al menos una dosis (10 millones de personas). A la fecha del reporte de LaboratorioDeDatosGT se había logrado llegar a unas 8 mil personas vacunadas por día, pero la mitad fueron segundas dosis. Así, el avance de la cobertura poblacional se reduce a la mitad, dado que no ha habido una ampliación real de la capacidad de vacunación por falta de personal, y, como vimos el lunes 31 por la tarde, por falta de equipo básico para la cadena de frío, como son los congeladores.

A propósito, ¡qué bueno que haya habido una donación! Pero lo que indigna es que después de 8 meses de que se instaló la “Comisión de la Vacunación Covid-19”, y a 3 meses de que se oficializó “el plan”, y se hicieron anuncios de supuestas mejoras en el sistema de cadena de frío, aún no hayan comprado los 300 congeladores que hacían falta para asegurar el almacenamiento seguro de la vacuna en el nivel municipal de la red de servicios: los distritos de salud. ¿Qué pensaron? ¿Que la “micro-planificación” se ejecutaba sola?

En 2021, apenas se han hecho 3 concursos de compra de congeladores. Dos de ellos fueron adjudicados y otro, prescindido. Si bien se adjudicó la compra al proveedor que cotizó más bajo, este aparece con omisos en la SAT. Por otra parte, hasta el 13 de mayo 2021 se subió un concurso público para darle mantenimiento a 24 refrigeradores y congeladores ya existentes. Así que, si don Putin interviniera y nos manda esta semana los 7.9 millones de dosis pendientes, el MSPAS de todos modos no estaría listo para escalar la vacunación en los territorios a los niveles que se necesita. Solo se quedaría sin villano para culpar.