Imagen es percepción

Día de Acción de Gracias

Brenda Sanchinelli imagen_es_percepcion@yahoo.com

Publicado el

La imagen más recurrente para la celebración de Acción de Gracias ha sido la de una familia en oración alrededor de una mesa sobre la que se encuentra un pavo gigante. Esta fecha es un día festivo que se celebra en los EE. UU. el último jueves de noviembre. Sin embargo, en la última década, cada vez más se exalta también en Guatemala y ahora ya empieza a formar parte de nuestras propias festividades, por lo que es importante conocer su origen y significado.

El Día de Acción de Gracias es una fiesta de origen cristiano y campesino que nació entre los primeros pobladores de América del Norte. Se remonta a 1621, año en que, en PlyMouth, Massachusetts, los padres peregrinos se reunieron para agradecer a Dios por la buena cosecha. Los fundadores de EE. UU. habían traído consigo algunas semillas para plantar y tuvieron que adaptarse a vivir en lugares inhóspitos, habitados solo por nativos americanos de los que aprendieron la sobrevivencia, eligiendo las semillas y los animales más adecuados para esa tierra. La abundante cosecha del primer año, principalmente semillas de maíz, calabaza y el próspero negocio de la cría de pavos, fue un buen augurio para la naciente nación.

Pero fue hasta 1863 cuando Abraham Lincoln, durante la Guerra Civil, proclamó oficialmente la celebración del Día de Acción de Gracias. A partir de ese momento el festival se conmemoró anualmente, aunque gradualmente se ha ido perdiendo su característica cristiana, para convertirse en un aniversario cultural. Hasta la fecha, representa uno de los días festivos más importantes (si no el más importante) para los estadounidenses y para las naciones vecinas como Canadá.

La tradición marca que la cena de acción de gracias siempre tiene lugar en familia y nunca en un restaurante, para disfrutar de deliciosa comida alusiva a la fecha y de la compañía de nuestros seres queridos. El menú tradicional incluye pavo como plato principal, acompañado de puré de papa o camote, salsa gravy o salsa de arándanos rojos y verduras. Para el postre, pastel de calabaza o manzana, aunque cada familia tiene su propia receta tradicional. Por ejemplo, en la Costa Este, el pavo se rellena con ostras y mariscos; en el Sur, con pan plano de maíz; y en el norte, con arroz salvaje, un tipo de arroz americano.

No solo la comida, sino también compartir en familia es lo que ha convertido esta celebración en un momento de convivir con las personas que se aman y dar gracias por las cosas positivas que tienen en sus vidas. En un sentido más amplio del término, se puede decir que esta fecha se ha convertido en un momento para detenerse, reflexionar, estar junto a personas importantes y colocarse con gratitud hacia la vida.

Incluso muchos jóvenes en Guatemala han dejado de lado nuestras propias tradiciones guatemaltecas, como el día de muertos; ya no disfrutan de un buen plato de fiambre, ni les apetece, pero en cambio celebran, disfrutan y gozan el Thanksgiving al máximo. Y no tiene nada de malo, pero por lo menos deben conocer los motivos y las raíces de estas tradiciones extranjeras.

Todos los momentos históricos estadounidenses más importantes han girado en torno al Thanksgiving, y esto tiene un poder simbólico e identitario muy fuerte. Es una oportunidad para agradecer a Dios por todo lo que se tiene: amigos, hogar, familia y los bienes materiales necesarios para llevar una vida tranquila y digna. Muchas veces olvidamos la importancia de ser agradecidos y esta fecha podría apartarse como un acto simbólico para cualquier persona, aquí en Guatemala o en cualquier país del mundo, que desea apartar un día especial para agradecer a Dios por todas las cosas buenas que nos han sucedido durante el año.