Florescencia

Digitalización

Debido a su importancia, es necesario que, como país, incentivemos y trabajemos por la transformación digital de la mipyme. Sabemos que la expansión de internet ha incidido en cambios en el comportamiento de los consumidores. Ha evolucionado la forma como las personas se relacionan con las empresas y su manera de tomar decisiones de compra. Por eso debemos innovar esta vena importante de Guatemala, para que la microempresa se convierta en mediana —y esta, en grande— y las ya grandes empresas puedan seguir creciendo a nivel internacional y puedan salir a competir a escala mundial. Es un cambio donde todos ganan.

Tener presencia en la internet por medio de páginas web o en diferentes plataformas —redes sociales— es un aspecto importante de la digitalización de las empresas. Esto es vital para la mipyme en Guatemala, en primer lugar para subsistir a la nueva tendencia del mercado, y segundo, su digitalización resultaría en nuevas competencias laborales y nuevos negocios que transformarían la economía del país, principalmente la del área rural.

Un reporte de Google Latinoamérica da cuenta de que nueve de cada 10 mipyme carece de presencia web, mientras que casi un 80% de los consumidores acuden a internet para iniciar o finalizar su proceso de compra. Esto es razón suficiente para que la mipyme tenga presencia en internet y vea la necesidad de digitalizarse. Por si eso fuese poco, un 45% de la población ya es usuaria de internet; es decir, 7.8 millones de ciudadanos están conectados y van en aumento. Se estima que cuatro de cada 10 personas acceden a internet desde dispositivos móviles y para 2024 se espera que sean 10 millones de suscriptores de internet móvil en Guatemala. Es un mercado que crece y no hay posibilidades de que retroceda. Sin embargo, si las empresas no se digitalizan, en muy corto tiempo podrían desaparecer.

En Guatemala, los jóvenes representan el 78% de la población y son la principal fuerza que empuja a la sociedad hacia la digitalización. Es importante que la mipyme entienda estos comportamientos para actualizar sus procesos de venta, giros de negocios o estrategias para captar clientes y crecer.

Por ejemplo, según el reporte de Google Latinoamérica sobre la tendencia digital en Guatemala por industrias, en telecomunicaciones, el interés de los usuarios por planes de internet ha crecido más del 56%. En la industria financiera, el interés por la banca en línea está creciendo tres veces más que por las sucursales físicas y números telefónicos de los bancos. El comercio al por menor también está mostrando una importante digitalización en Guatemala. Según el Primer Estudio de Comercio Electrónico, liderado por la Gremial de Comercio Electrónico de la Cámara de Comercio de Guatemala, el 68% de los encuestados realizaron compras en línea en 2018.

Ante este panorama, no hay duda de que la micro, pequeña y mediana empresa enfrenta un enorme desafío para mantenerse en el mercado. Pero también significa que existe una enorme cancha de oportunidades para crecer y escalar.

Para lograr un mayor impacto en el progreso de Guatemala, es importante que la economía del área rural se active. La mipyme es la que actualmente tiene alcance en todo el país y por eso el Estado debe facilitar, incentivar y proveer las herramientas que necesita para su transformación digital.