Desde Ginebra

El Barómetro del Comercio de la OMC

Eduardo Sperisen-Yurt esperisen@gmail.com

Publicado el

La definición habitual de un barómetro es un instrumento para medir la presión atmosférica. En este caso, la Organización Mundial del Comercio (OMC) utiliza esta descripción para medir periódicamente las variaciones del comercio mundial de mercancías y/o servicios para un análisis útil de estas variaciones.

La OMC ha desarrollado una serie de indicadores para proporcionar información en tiempo real sobre las tendencias del comercio mundial. El Barómetro sobre el Comercio de Mercancías, antes denominado Indicador de las Perspectivas del Comercio Mundial, es un índice fundamental que muestra los cambios del crecimiento del comercio mundial, entre dos y tres meses antes de que las estadísticas sobre el volumen del comercio de mercancías.

En el caso de los servicios, el Barómetro es un indicador coincidente que muestra la situación actual del comercio de servicios con cierta antelación respecto de las estadísticas oficiales. Ambos barómetros están destinados a complementar las estadísticas comerciales y las previsiones convencionales.

El comercio mundial de mercancías, conforme al análisis reciente publicado el 18 de agosto, el comercio está experimentando una sólida recuperación de la recesión relacionada con la pandemia y muestra la lectura más alta desde su inicio en 2016.

La información que proporciona este instrumento mide una variedad de categorías, como transporte aéreo, productos automotrices, transporte de contenedores y materias primas, entre otras, para mostrar información útil en tiempo real sobre la trayectoria del comercio de mercancías en relación con las tendencias recientes.

Si bien la última lectura es sólida, la organización anunció que era probable que se estabilizara en un futuro próximo. Aunque todavía está muy por encima de la tendencia, el índice ha comenzado a subir a un ritmo decreciente, lo que podría presagiar un pico de impulso alcista en el comercio.

Todos los índices que componen la medición estaban por encima de la tendencia y señalan que, en particular, el transporte aéreo y el transporte de contenedores son los que tienen sus propias lecturas sólidas que indican un crecimiento comercial más rápido que el promedio. En el caso de la categoría de componentes electrónicos, también presentó una lectura alta, pero en este caso marca una disminución respecto del trimestre anterior.

Conforme al Barómetro, el panorama general de la OMC no es del todo optimista, ya que las perspectivas para el comercio mundial siguen viéndose ensombrecidas por los riesgos a la baja, incluidas las disparidades regionales, la continua debilidad en el comercio de servicios y el retraso en los calendarios de vacunación, especialmente en los países pobres. El covid-19 sigue representando la mayor amenaza para las perspectivas comerciales, ya que las nuevas olas de infección podrían socavar fácilmente la recuperación.

El comercio mundial de bienes en general ha crecido de manera constante desde que registró una fuerte caída en el segundo trimestre de 2020, durante los primeros días de la pandemia, pero el índice de nuevos pedidos de exportación prospectivo se ha desacelerado de manera más definitiva, lo que proporciona una indicación más de que es probable que el ritmo de recuperación se desacelere a corto plazo.

La directora general Ngozi Okonjo-Iweala ha presionado para que se acuerde un paquete relacionado con la pandemia que facilitaría el comercio, especialmente en productos médicos e insumos de vacunas, y permitiría la producción de vacunas adicionales en la próxima conferencia ministerial de la OMC. A medida que las mutaciones, en especial la variante delta, surge en los países, varios miembros de la Organización también intentan acordar dicho paquete.