Urbanismo y sociedad

El cambio climático

Alfonso Yurrita Cuesta alfonsoyurritacuesta@gmail.com

Publicado el

El efecto invernadero se produce cuando determinados gases retienen una parte de la energía que emite el suelo terrestre al calentarse por la radiación del sol (Unicef). Este fenómeno sucede de manera natural y gracias a él la temperatura media de la Tierra es de unos 14ºC. De otro modo, sería de alrededor de 18ºC bajo cero, lo que haría muy difícil la vida en nuestro planeta.

Ya tenemos en la historia hace miles de millones años que hubo una situación similar cuando se formó el planeta Tierra.
El problema ambiental sucede cuando los gases de efecto invernadero aumentan en la atmósfera. Entonces la cantidad de energía que no se libera al espacio aumenta la temperatura de la Tierra.

El efecto invernadero se está agravando por la actividad del ser humano con la emisión de ciertos gases, como el dióxido de carbono y el metano. The Global climate Report, 2001, clasificó a este como el segundo evento más cálido registrado para la región del Golfo de México, con 0.84°C (nuestras costas).

Las consecuencias del efecto invernadero y el cambio climático para nuestro planeta son catastróficas. Con el impacto del aumento en la atmósfera de gases como el dióxido de carbono, los óxidos de nitrógeno o el metano se rompe el equilibrio y se acentúan los efectos que provoca el efecto invernadero natural.

Las modificaciones sobre el clima y un evidente calentamiento del planeta es que el cambio climático aumentará las concentraciones de CO2 en la atmósfera, tierras y océanos absorberán una parte cada vez menor de las emisiones antropógenas de CO2.

El efecto neto de las retroacciones climáticas de tierras y océanos, según indican los modelos, es aumentar más las concentraciones atmosféricas de CO2 previstas al disminuir la absorción de este.

Para Guatemala se prevé un aumento de la temperatura de entre tres y seis grados para finales de siglo, y una disminución de entre el 10 al 30 por ciento de la precipitación pluvial a nivel nacional

Guatemala fue, en el 2010, el segundo país más afectado por el cambio climático. En este país cada vez son más comunes las sequías, deslaves o inundaciones, donde cerca del 21 por ciento de su población vive en zonas de riesgo climático, sin contar las amenazas por terremotos y otros desastres naturales.

De esta situación deviene la necesidad de actuar de manera inmediata para reducir los riesgos presentes y venideros de los desastres naturales derivados del calentamiento global.

El cambio climático acentúa la desigualdad entre las personas y a muchas de ellas las estarán condenando a una pobreza irreversible. América Latina y el Caribe es una región particularmente vulnerable a las amenazas del cambio climático. En medio de todo esto hace su ingreso la pandemia del covid-19.

Para esto tenemos el urbanismo, que entres sus funciones tiene la de dirigir el ordenamiento y el diseño urbano, que involucra la planificación, el diseño de edificios, dándole forma y moldeando grupos de edificios (densidades), dentro de los espacios públicos, en que los sistemas de transporte, la economía, servicios y comodidades en el diseño urbano son un esfuerzo ético.