Urbanismo y sociedad

El narco y los migrantes

Alfonso Yurrita Cuesta alfonsoyurritacuesta@gmail.com

Publicado el

Los narcotraficantes operan con flagrante impunidad ante fuerzas policiales desmoralizadas, un sistema judicial que suele ser objeto de intimidaciones y corrupción y una población que desconfía de las entidades encargadas de aplicar la ley. En tanto los pobres emigran utilizando los trenes de mercancías como el llamado “la Bestia” , que transporta a miles de migrantes con niños a USA.

El Departamento de Seguridad de EE. UU. tiene la misión de atacar la migración “irregular” para poder terminar con los delitos de las drogas y el tráfico de personas.

El problema migratorio de Guatemala data de muchos años atrás, la geografía ha convertido al país en la mitad del camino entre Colombia y Estados Unidos y otros países convirtiéndose en una de las intersecciones más concurridas para el trasiego de drogas ilícitas y personas.

La cocaína, por aire, tierra y mar. Las pandillas y la delincuencia común florecen bajo las mismas condiciones que permiten a los narcotraficantes y coyotes operar con flagrante impunidad.

Mientras que los traficantes contribuyen a la ola de delincuencia en regiones fronterizas a lo largo de los corredores del narcotráfico, las pandillas de jóvenes siembran el terror en los barrios de la ciudad de Guatemala.

La frontera con México es una amplia zona en terrenos de lo más diversos desde selváticos hasta montañosos que son indefinidos. Chiapas ha sido una zona que ha representado una proyección de la región noroccidental de Guatemala, en que los guatemaltecos, y también los centroamericanos, han encontrado un refugio económico y político y cuya frontera la traspasan con la mayor naturalidad. Todo lo cual ha hecho que México establezca unas normas de ingreso de lo más fuertes en sus líneas divisorias.

El presidente de EE. UU., Joe Biden, pidió al Congreso apoyar una reforma migratoria que beneficie a los migrantes, principalmente de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Hay que tomar en cuenta que el 49% de la población pobre de Guatemala está en la frontera con México y precisamente por esta razón son los habitantes de estas zonas los que más emigran a México y Estados Unidos.

Pero también, debido a estos factores es que se dan todas las ilegalidades que ha convertido a esta zona donde se pueden producir extremos del crimen organizado de un modo abierto.

La lucha políticas generó una diáspora humana cuyos desplazamientos fueron una parte hacia el área metropolitana y otros hacia las fronteras, en especial a México.

Se estima que 400,000 personas se refugiaron en México, Belice, Honduras y Estados Unidos de estos años. Los “coyotes” tienen un rol importante en este problema ya que ellos buscan la forma de esconder a los migrantes para que no sean detectados. Y los pasan desde remolques, camiones, furgonetas o algo mucho más “efectivo”.

“El presidente Joe Biden en su discurso a la nación amplió que piensa crear un nuevo sistema migratorio en la frontera con una fuerza con México y Guatemala para parar a aquellos que generan la migración ilegal. Colocar un sistema de alta tecnología para detectar a los narcotraficantes. Permitir migrar a aquellos que tengan familia en Estados Unidos. Y a los que tengan una formación en trabajos agrícolas. Así como a los que se vean amenazados por la violencia”. (TV)