Escenario de vida

El príncipe de Indonesia y la paz en el mundo

Vida Amor de Paz vidanicol@gmail.com

Publicado el

Ante tanta violencia, inestabilidad, represión, falta de amor a la naturaleza, criminalidad, impunidad y muchos otros males que nos agobian en el mundo entero, la buena noticia es que hay un movimiento mundial que promueve el príncipe Damien Dematra, de Indonesia, cuyo objetivo es contribuir con la paz en el mundo a través de una fórmula distinta. Esta columna va en seguimiento de otro artículo recientemente escrito sobre una innovadora idea que incluye la participación de cualquier ciudadano del mundo interesado en lograr la paz mundial. De tal forma que el príncipe Damien ha configurado un día especial, llamado Día Internacional de la Cultura (ICD), que amarra los dos conceptos: paz y cultura.

Ese día tan especial coincide con la celebración número 75 del Día de las Naciones Unidas (PBB), celebrado en el Palacio Real de Kacirebonan, Cirebon, junto con los reyes y el sultán de los reinos de Nusantara y líderes comunitarios. Desde ya se están realizando lanzamientos virtuales con declarantes de más de 60 países y reinos del mundo. Entre ellos, Estados Unidos, India, Francia, Inglaterra, Palestina, Israel, Polonia, Filipinas, Sri Lanka, Tailandia, Bangladesh, Rusia, Ghana, Brasil, Argentina, Sudáfrica, Túnez, Armenia, Macedonia, Irak, Colombia, Ucrania, México, Botswana, Nigeria, Canadá, Namibia, Sudán, Kenia, entre otros, y en especial Guatemala.

Se trata de un príncipe fuera de serie, considerado como el Príncipe de la Paz. Es multifacético, pues es cineasta, escritor, pintor, filántropo y amante de la vida y la humanidad. En sus declaraciones menciona que en su búsqueda por la paz fue naciendo la idea de promover el concepto por medio de la cultura y así mantener la estabilidad y la paz mundial. Tan importante fue la noción de un ícono cultural que miles o millones de personas alrededor del mundo están siendo invitadas a participar.

Es en este contexto que, para promover el Día Internacional de la Cultura por la Paz, la persona escogida es Mariana Siebold, una artista guatemalteca que ha destacado en el mundo de las artes plásticas. La participación de Mariana es clave, pues ahora Guatemala lleva el liderazgo en la agenda del príncipe Damien Dematra, habiendo ya más de cien países manifestando su apoyo.

Ahora su misión es sembrar la semilla de la paz en todos los niños y juventud del mundo. Es por medio de nuestro país que la artista chapina Mariana Siebold está jugando un papel preponderante, ya que Guatemala ha sido el primer país —fuera de Indonesia— en declarar el grito de paz, en Chivoc, San Juan Sacatepéquez, en marzo de este año.

Tan innovador es este proyecto que, con un mecanismo de networking, quienes están interesados llenan un formulario para convertirse en “miembros” y reclutan a cinco amigos donde quiera que estén. Luego llevan a cabo un pequeño evento de 10 a 30 personas. Al nomás inscribirse, los participantes reciben certificados del príncipe junto al título de Oficial de Relaciones Públicas.

En los tres pequeños eventos que se organicen se busca la manifestación de la paz a través de la música, las artes, la literatura, actuación, fotografía, etcétera. Al final, los miembros envían videos de tres minutos, en HD, con el “grito de paz”, y luego son invitados al Palacio Real de Kacirebonan, Cirebon, el 24 de octubre del 2021. Los premios incluyen hospedajes en Indonesia, cenas con el príncipe, y certificados y trofeos. Para quien ama la paz y la cultura, este es el proyecto ideal, y en lo personal les invito a inscribirse en la página www.marianasiebold.com, para irnos sumando a este gran movimiento.