Registro akásico

El vaivén de la economía

Antonio Mosquera Aguilar http://registroakasico.wordpress.com

Publicado el

EUA se encuentra en una espiral inflacionaria muy difícil de controlar. El comercio ha reconocido que los consumidores tienen los bolsillos llenos. Por ello, pueden comprar lo que desean. En tal virtud, el ajuste al alza de las mercancías no ha provocado protestas. Se espera que después del estancamiento por la pandemia, haya una recomposición de capital entre los emprendedores decididos a crecer. Por lo tanto, la innovación productiva norteamericana, les provocará a la larga, efectos beneficiosos. Naturalmente existe el riesgo de agotarse en el enriquecimiento de empresarios desidiosos y retrógrados. Situación que no ha ocurrido en la historia de ese país. El tiempo lo dirá.

Los efectos en la producción y los bienes extranjeros son desiguales. En algunos casos, se amortigua el alza, pues no suben los precios ya que se pagan fuera del país; en otras ocasiones, acompañan la subida. Por lo tanto, estar atentos a la economía norteamericana no es ocioso. Para nuestro país, las exportaciones, hacia EUA alcanzan el 31.6%, según Guatemala en cifras, de Prensa Libre. Por lo tanto, utilizando el viejo modelo de Ramsey, los bienes exportados se seguirán provisionando.

Se exporta hacia EUA, vestuario 33%, banano 19%, café 8%, frutas 7% y hortalizas, azúcar y plátano 7%. Existen pocas perspectivas de generar producción de instrumentos relacionados con las TIC, mucho menos incursionar en la industria de equipamiento eléctrico, las que estarían al alcance si el sistema educativo hubiese formado mano de obra calificada. Por lo tanto, los salarios serán bajos.

De allí, el efecto llamada. Cuando se realiza el mismo trabajo, nuestros connacionales ganan por hora, lo que aquí se paga por día. Además, las generosas remesas son un anuncio de bienestar cuando se emprende el viaje. Las oportunidades de empleo crecen en los momentos de inflación pues de esa manera se controla la subida salarial. Soñar en EUA, procede. No queda de otra, paisanos.

Lo increíble consiste en la infravaloración de la inmigración por parte de EUA. Ahora, la necesitan urgentemente. Ciertamente bastaría con mayor integración con México, pero la centroamericana no es despreciable; sobre todo, la mano de obra disciplinada. De donde, en vez de estar discutiendo con argumentos racistas, debiesen ya, haber organizado su ingreso de manera segura, digna y documentada. La población hispano hablante es notoria en todos los estados de la unión. Las conversaciones en español se escuchan con frecuencia en la calle. Lo contrario, impedir la inmigración es suicida: baja de la productividad, salarios más altos y problemas de minorías.

Angela Merkel, la pasada canciller alemana, dijo hace 15 años: ¡lo lograremos! Cuando fomentó el ingreso de los refugiados del cercano oriente. Alemania deseaba crecer, necesitaba urgentemente mano de obra. Trabajadores decididos a realizar cualquier tarea legal para ganarse la vida. Se sabe que llegarán aventureros, fanáticos y enfermos mentales, pero la fortaleza de las instituciones y la integración cultural deben prevalecer.

Por ello, se necesita una presidenta que hable buen inglés, como Bukele de El Salvador. Para expresar los puntos de vista nacionales y tenga los arrestos para dejar sentados en el avión, a enviados de quinta categoría. Todos saben que da lo mismo, un encargado de negocios o un embajador. Es un asunto de nombre y de categorías de hace dos siglos. El poder que tienen es el mismo, muy grande para nuestras proporciones. Ya basta, nos necesitan; y nosotros en general, con honradez, desempeñaremos los oficios requeridos con tesón.