Con otra mirada

Foro L Aniversario CRA

José María Magaña Juárez jmmaganajuarez@gmail.com

Publicado el

El pasado viernes 22 tuvo lugar el foro conmemorativo al L Aniversario del Congreso de Reestructuración de Arquitectura —CRA—, hecho ocurrido el 21Ab1972 cuando los estudiantes de Arquitectura (USAC) tomamos la Facultad exigiendo cambios al plan de estudios, como reacción a propuestas de la Coordinación Académica con las que no estuvimos de acuerdo. Aquello cambió la manera de enseñar la Arquitectura y su relación con nuestro país, que se debatía en la guerra interna entre 1960 y 1996, cuando se firmó la Paz Firme y Duradera.

Aquel hecho memorable debió ser revisado y evaluado por mi alma mater. Al no ser así, propuse lo hiciera el Colegio de Arquitectos. El movimiento estuvo rodeado de circunstancias sociales, políticas y culturales que produjeron, para bien o para mal, un giro de 180°. Para fines del foro se invitó a protagonistas y participantes teniendo en cuenta las posturas divergentes, que entonces nos llevaron al enfrentamiento teórico e ideológico, respecto a cambios que previmos ineludibles. Es preciso acotar el papel que jugó mi promoción que en 1972 cerraba pensum de estudios y empezaba a graduarse, por lo que involucrarnos en esa corriente implicó postergar el trabajo de tesis y graduación.

Para poner en contexto la formación de ese grupo, basta dar un vistazo a sus vivencias en plena Guerra Fría, desde niños, empezando con la rebelión de los cadetes de la Escuela Politécnica (2Ag1954) alzados en contra de la partida de mercenarios que derrocó al presidente Jacobo Árbenz, hasta su plena juventud, con el mayo francés y sus barricadas, junto a la terrible matanza en Tlatelolco en la Plaza de las Tres Culturas, en México (1968). La llegada del primer hombre a la luna y desde luego, el festival de música y arte de Woodstock (1969).

Es decir, factores sociales, políticos, económicos y culturales locales e internacionales que lo marcó, quitó el miedo y formó ciudadanos dispuestos a generar los cambios necesarios para vivir mejor.

Para la celebración del CRA fue nombrado un directorio integrado por los catedráticos José Asturias Rudeke, Leonel Méndez Dávila†, Mario Rodas Del Valle; los estudiantes Pedro Asturias Montenegro, Gilberto Castañeda Sandoval y Mario René Villagrán y como Secretario, Ramiro Soria Estrada.

Gradualmente el CRA fue dominado por interés político-partidista que desvirtuó su origen académico, realidad que rompió el equilibrio. Su proceso estimuló la inquietud precedente de catedráticos y estudiantes por fundar una nueva Facultad de Arquitectura, por lo que en 1973 las universidades Rafael Landívar y Francisco Marroquín acogieron la iniciativa. Al calmarse las aguas, algunos profesores titulares regresaron a la USAC y con el derecho inherente de esa categoría, se reincorporaron a la docencia. Más tarde renunciaron y dejaron libre el camino para integrar un nuevo claustro de catedráticos.

Aquellos hechos cambiaron la formación en Arquitectura en nuestro país y propiciaron en el corto lapso de 15 años -entre la fundación de la primera facultad de Arquitectura en Centro América (USAC 1958) y 1973- la creación de las primeras dos facultades en universidades privadas; hoy ya son 10 en todo el país.

Con la madurez impuesta por los 50 años transcurridos, la opinión, recuerdos y evaluación de sus protagonistas, sancionó la importancia del aporte de aquella toma de conciencia del estudiantado que protagonizó la planeación de su educación, aportando nuevos contenidos. Ante eso, el Colegio de Arquitectos confía poder contribuir, junto a los decanos de las 10 facultades existentes, no a uniformar sus contenidos, mas sí a optimizar la malla curricular.