Criterio urbano

Guatemala no se detiene

Juan Carlos Zapata @jczapata_s

La semana pasada durante la reunión de Conapex, el Gobierno de Guatemala, Municipalidad de Guatemala y sector empresarial presentaron las conclusiones del estudio que forma parte del plan de recuperación económica para atraer más empleos, inversiones y prosperidad en el país. Las conclusiones del estudio presentado se enfocan en identificar: cuáles son los sectores exportadores sobre los cuales Guatemala puede hacer más de lo que somos buenos, diversificar bajo competencias actuales y ampliar el horizonte hacia sectores más sofisticados, así como establecer una mínima coordinación para fortalecer la capacidad del país para promover y atraer inversión extranjera directa.

El análisis resalta grandes oportunidades para Guatemala en los próximos diez años de un incremento de las exportaciones de hasta US$5 mil millones de dólares adicionales en 20 productos que ya exportamos, en siete sectores estratégicos de: agricultura, silvicultura, y pesca, productos alimenticios, químicos, plásticos y caucho, vestimenta, productos no metálicos y equipo electrónico, con un impacto directo en el empleo de hasta 800,000 nuevos puestos de trabajo y un incremento del PIB por encima del 7%.

Para posicionar a Guatemala en esos sectores se ha desarrollado una estrategia con base en tres objetivos: posicionar al país como un jugador líder en el sector, incrementar las exportaciones a partir de un aumento del tamaño de mercado tanto en mercados existentes como en nuevos mercados y mejorar la productividad del sector a través de una agenda clara y enfocada de competitividad.

En cuanto a nuevos sectores más sofisticados donde el país tiene un gran potencial de atraer más inversión se identificaron cuatro, enfocados en: productos farmacéuticos con un potencial de mercado de hasta US$377 mil millones de dólares, aparatos médicos de hasta US$120 mil millones de dólares, manufactura de productos electrónicos de hasta US$750 mil millones de dólares y servicios a empresas (BPO y ITO) de hasta US$660 mil millones de dólares.

Ahora bien, para poder llevar a cabo la estrategia y dar seguimiento, se diseñó también una estructura de gobernanza con objetivos sobre cada iniciativa, responsables y fechas, así como un plan de mitigación sobre 15 iniciativas que se llevarían a cabo a través de Pronacom, en un esfuerzo público-privado para darle seguimiento a proyectos que son clave.

Estas iniciativas reúnen algunos temas que han estado ya en la agenda de competitividad, pero que ahora tendrán un impulso más enfocado hacia fortalecer el capital humano, mejorar el clima de negocios y fortalecer la infraestructura.

Claramente también se necesitan ciertas iniciativas que están en el Congreso de la República, que deberán ser aprobadas a la brevedad, tal es el caso de: la iniciativa que regule el convenio 175 de la OIT respecto al trabajo a tiempo parcial, aprobar las reformas a la ley de zonas francas, la ley general de infraestructura vial, firmar convenios de no doble tributación con mercados priorizados en sectores estratégicos, entre otros.

Este esfuerzo público-privado liderado por el presidente de la República y coordinado a través de los ministerios de Economía, Finanzas, Cancillería, Pronacom, el acompañamiento técnico del Banco de Guatemala, el impulso de la Municipalidad de Guatemala, con el apoyo político de varias bancadas del Congreso de la República y del sector privado, es un primer paso en el camino correcto, no solo para una recuperación económica, sino para la reimaginación de un país más próspero.